Pollo y verduras al wok

La cocina oriental está cada día más de moda en Europa por ello utilizar el wok es ya una costumbre consolidada. Esta sartén ovalada y más profunda de lo normal nos permite cocinar de distintas formas, ya sea al vapor, frito o estofado. Hay millones de recetas muy fáciles de hacer, hoy una de mis favoritas: pollo y verduras al wok.

Cada vez son más los cocineros que se animan con el wok.

Las modas van y vienen, son pasajeras, efímeras… y seguidas por miles de personas. Si nos referimos a moda en seguida nos aparece la imagen mental de las modelos luciendo trapitos perfectos y caros o las tendencias de cada año: un día se llevan los pantalones acampanados y otro los pitillos, la corriente cambia y con ella todas las personas que la siguen. Pero la moda no sólo afecta a la ropa sino a todos los sectores de la sociedad, y por ello también a la cocina.

Hace ya unos años que el aire oriental está impregnando nuestra sociedad. Asia está despertando y, como consecuencia, exportando muchas partes de su cultura al exterior. Es por ello que la sociedad europea ya no se limita a cenar o comer en restaurantes chinos o japoneses, sino que se atreve a ponerse el delantal y cocinar ella misma sus platos orientales. Eso si, con acento autóctono.

En este sentido ha llegado hasta nuestras manos el wok, una sartén profunda y redonda que nos permiten cocinar de diferentes formas: al vapor, frito, estofado… y que además nos permite realizar comidas sanas y sencillas, sin mucho aceite y con muchas vitaminas. Hay diferentes recetas para hacer con wok y multitud de libros que las recogen, una de las que más me gusta es la de verduras y pollo al wok, aquí os dejo la receta:

Ingredientes:

  • 1 zanahoria
  • 2 cebollas
  • 1 puerro
  • 4 dientes de ajo
  • 1 paquete de spaghettis
  • 300 gramos de brotes de soja
  • 200 gramos de champiñones
  • aceite de oliva y manteca
  • sal, pimienta y jengibre
  • un vaso de vino blanco
  • perejil picado

Preparación:
Se corta el pollo en tiras y se introduce en salsa de soja, sal, jengibre y un diente de ajo, de esta forma cogerá diferentes gustos y quedará más sabroso. Al mismo tiempo, en un wok se mezcla aceite de oliva, manteca, puerro, cebolla picada y ajo. Se introduce el pollo especiado y sólo se dora un poco por fuera, sin que se acabe de hacer.

Se retira el pollo y sobre ese jugo de cocción, se coloca la zanahoria, una cebolla en gajos, se le agrega el vino, la salsa de soja y se cuece hasta que la verdura este bien hecha. Mientras tanto en una cacerola aparte se hierven los spaghettis en agua con aceite de oliva y unos gajos de cebolla.

En el wok se vuelve a echar el pollo, esta vez junto a los champiñones y los brotes de soja. Si es necesario se le agrega un poco de agua y aceite de oliva.

Cuando los spaghettis ya están al dente se cuelan y se agregan a la cocción del wok. Se dejan unos minutos para que todo se cueza junto. Antes de apagar el fuego conviene removerlo todo para que se acabe de mezclar, se le agrega el perejil y listo ¡ya tenemos nuestro plato de verduras, pollo y fideos listo para comer!

Esta es una receta sencilla que, además, te permiten combinar diferentes tipos de ingredientes. De este modo, si un día te falta alguno puedes sustituirlo por otro similar y empezar a crear tus propias recetas.

Chicken in the wok por Maverick en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...