¿Quieres una casa? Elige una construcción solar pasiva

Una construcción solar pasiva aprovechan al máximo la energía solar. Además, permite ahorrar hasta un 33% de la energía de la vivienda. Por ello, los especialistas estudian la ubicación auténtica del sol para que la posición del inmueble sea idónea. Es así cómo lo hacen.

Quieres una casa Elige una construcción solar pasiva

Aspectos como el paisaje y la inclinación, siempre han sido valorados al momento de planificar una construcción. No obstante, hay un factor que ha cobrado fuerza en los últimos años, y se trata del aprovechamiento de la energía solar. Las edificaciones pensadas para “recoger” lo mejor del calor y la luz del sol, son las preferidas por los compradores. Su valor sube como la espuma en el mercado inmobiliario.

Hoy en día, ingenieros y maestros de obra estiman en detalle cuánta luz natural recibirá el inmueble. Saben que en base a esos cálculos, pueden disminuir el consumo de energía y, por ende, los gastos asociados al servicio.

Las leyes vigentes y el afán por reducir los costes de electricidad, han dado mayor relevancia a la orientación de las casas o edificios. Bajo el concepto de construcción solar pasiva, se diseñan propiedades que “explotan” las ventajas de la energía luminosa y calorífica del sol, entre ellas una merma de hasta 33% en el uso del fluido eléctrico.

¿Cómo se plantea una construcción solar pasiva?

Actualmente los expertos se valen de programas especializados para establecer la posición del sol, y así poder garantizar una mayor incidencia de los rayos y el calor. Los softwares brindan una recreación tridimensional, partiendo de los datos suministrados por los especialistas. Si bien la incorporación de ordenadores y tecnología es relativamente novedosa en esta materia, hay que reconocer que desde la antigüedad se ha buscado “exprimir” las bondades del sol, en aras de ofrecer belleza y confort. Durante mucho tiempo se hizo empleando un heliodon o fuente móvil de luz, para emular la ruta del sol en una maqueta a escala del edificio.

El desafío de descubrir la posición del sol

El sol sale por el este y se oculta por el oeste hemos oído decir. Sin embargo esto sólo sucede cuando se trata de un equinoccio otoñal o primaveral. Del resto, debido a la inclinación del planeta, emerge por el sur y se esconde por el este. También lo hace por el este en época invernal, y muestra una tendencia hacia el norte en días veraniegos.

Por ello, la orientación de una vivienda constituye algo más complejo de lo que parece a simple vista. Deben considerarse tales variantes para que la ubicación solar sea la mejor al momento de la construcción. Los cálculos previos permiten que el muro más alargado recorra la edificación desde el este hasta el oeste, para optimizar así el área sureña, que estará dotada de múltiples ventanales. Algo distinto ocurre en la parte norte, la cual se toma para proteger al hogar de las inclemencias del sol durante el verano.

Se dice que un hogar situado al sur contará con una buena cantidad de luz natural. Si la construcción es reciente, es muy probable que esté equipada con aislamiento térmico, un elemento que tiene la cualidad de estabilizar la temperatura. A la llegada del invierno, notarás los beneficios de aprovechar la calidez que irradia el sol. El resultado es un ambiente agradable, sin importar que residas en un área cálida. No te preocuparás cuando los días empiecen a acortarse, pues dentro de casa cobrará sentido el famoso “calor hogareño”.

Consideraciones de los expertos

  • Las estancias más concurridas deben estar de cara al sur. Se realiza así para que los inquilinos puedan sacarle partido a la posición solar durante la época invernal. Además, facilitará que los ambientes se ventilen durante las fechas veraniegas. Tanto el edén como el balcón comparten esta ubicación para un mayor disfrute durante el año.
  • Las características del relieve. Son fundamentales para la prevención de insolaciones.
  • Se debe considerar la presencia de árboles o arbustos en la zona. Ellos proveerán de sombra a la vivienda en pleno verano u obstruirá la luz natural del invierno. La recomendación para la parte sur consta de especies de hoja caduca para que faciliten el paso de claridad. En la zona norte convienen plantas de hojas perennes, para que haya buena sombra.

Gracias a estas claves podrás elegir mejor tu próximo piso. Si perteneces a una constructora, ofrecerles los mejores beneficios a los habitantes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...