Sistema con temporizador y de doble descarga

Ahorrar agua conduce a dos cosas: una simple y bastante particular es el alivio a nuestros bolsillos y contribuir con la ecología. Para ello existen tecnologías que nos permiten esto, las griferías inteligentes como los sistemas tenporizadores, duales y los inodoros con doble sistema de descarga son algunas de las alternativas

Subí a mi techo a reparar el tanque de agua y me di con la sorpresa que la válvula de control de ingreso estaba mal y no sellaba correctamente, ello determinaba que el exceso de agua se fuera por el desague. Al descubrir este punto por fin comprendí la razón de que mi recibo de agua estuviera en franca subida cada mes, encima por un tanque de agua que si siquiera esta en uso. En mi caso la opción fue retirar el tanque, buscaré después un sistema más eficiente; sin embargo se me vino a la mente escribir algo en relación al ahorro de agua en la vivienda.

Ahorrar agua conduce a dos cosas: una simple y bastante particular es el alivio a nuestros bolsillos, un pensamiento un poco egoísta pero debido a las circunstancias actuales de la economía, cualquier ahorro es bueno y necesario. Lo segundo es algo más “mundial”, ahorrrar agua es contribuir con el planeta y ayudar a los que no la tienen fácilmente a través de los grifos. Las plantas de tratamiento de agua consumen recursos como combustible para su funcionamiento, asi que si ahorramos un poco se consumirá menos combustible fósil y por ende contribuiremos a la ecología, consideren que si bien es cierto el agua es un producto renovable y natural, el agua potable no es natural, hay que tratarla por medios mecánicos y químicos; esto conlleva a un gasto público, una parte del cual se traslada a nuestros bolsillos.

Un caño mal cerrado puede desperdiciar entre 80 y 670 litros de agua diaramente, increíble no, imaginense lo que mi tanque depósito de 1000 litros me habrá hecho pagar, la verdad me siento miserable por semejante desperdicio. La demanda del agua aumenta mientras que la disponibilidad del recurso a nivel mundial decrese, por lo tanto seamos concientes de nuestro papel en este planeta. Otro dato, entre el 50 y 60% del agua mundial se emplea en riego, para producir alimentos y esta demanda aumentará en los próximos años.

Medidas para ahorrar agua.

Por suerte para nosotros y para el planeta el hombre ha desarrollado una tecnología para el control del agua a nivel domiciliario. Una de las medidas que podemos tomar es instalar griferias temporizadas. Consideren que en el caso de España los Ayuntamientos emplean una tarifa por bloques, así lográn sancionar a los grandes consumidores de agua. Las penalizaciones afectarán principalmente a instalaciones de uso público o colectivo como un hotel o un gimnasio; sin embargo también nos afecta como consumidores finales. Para ello existe la grifería temporizada, la cual permite un gran ahorro de agua el cual claro esta se verá reflejado en la facturación generando dinero que permite recuperar la inversión en el sistema. Pero cabe la pregunta ¿Qué son estos ingenios? ¿Cómo funcionan? En primer lugar señalar que son grifos especiales que funcionan durante un tiempo programado, este tipo de griferías trabajan con un sistema que permite reducir el consumo. Para ello y gracias a su sistema de administración del caudal mediante pulsaciones (emplea unos 6 litros/minuto), permite en cada uso utilizar sólo unos 4.5 litros. Es poco comparado con los sistemas convencionales que emplean alrededor de 13 litros por uso.

El ahorro mediante el empleo de griferías temporizadas se muestra a continuación en porcentajes de ahorro aproximados: Si empleas llaves de lavabo temporizada, el ahorro es del 61%. Usar llave de lavatorio a presión temporizada con alineador antivándalos, recoje un 57% de ahorro.Por otro lado los grifos frontales temporizados por su parte nos permiten un ahorro del 58%.

Las griferias temporizadas también funcionan en duchas. Según estimaciones el promedio de empleo de una ducha es de entre 8 y 10 minutos. Si tenemos instalada grifería tradicional el consumo será de 10 litros por minuto (empleando inclusive un regulador de caudal o alineador especial macho reductor); esto significa que en promedio se gastaría 80 litros por cada uso. La grifería temporizada en cambio nos ofrece la posibilidad de gastar sólo 45 litros, ya que emplea pulsaciones de 30 segundos, los intervalos “muertos” en que no sale agua, son empleados para el enjabonado. Aquí podemos observar que este sistema nos aporta un ahorro del 56% menos que con la grifería tradicional.

Otra forma de ahorrar es emplear sistemas de “doble apertura”, los cuales consisten en que el grifo puede funcionar de manera momentanea empujando la varilla hacia los costados y cerrandose automaticamente al retirar las manos de esta. También puede emplearse con apertura permanente, para ello hay que levantar la varilla hasta su tope, permitendo así que el flujo de agua sea continuo y deteniéndolo cuando se baja la varilla. Los sistemas de grifería de doble apertura permiten ahorrar entre un 75% y 85% de consumo de agua.

Los inodoros: un gran problema para el ahorro.

Por lo general un inodoro no ahorra agua, se necesitan aproximadamente 4 litros para poder deshacerse de los desechos; sin embargo, los más económicos son de 6 litros, entonces ¿Qué hacer? Una alternativa es cambiar nuestros tradicionales inodoros de palanca por inodoros con sistema dual. Este sistema consiste en dos botones: un primer botón activa el empleo de un tanque de 3 litros, mientras que el segundo activa uno de 6 litros. Se activará uno y otro dependiendo de los residuos que se desee eliminar.

El problema es que no todos tenemos los fondos suficientes para cambiar los inodoros en nuestros baños y mucho menos pensando en un sistema dual que es algo costoso. Podemos “solucionar” el problema de manera casera, basta con llenar una botella de plástico de 2 litros con agua y sumergirla en el tanque del sanitario, esto hará que el agua se desplace y el espacio sea ocupado por el volumen de la botella, permitiendo ahorrar el equivalente a su peso en agua. Con este sencillo sistema se pueden ahorrar 3 litros por descarga y sobre todo, evita desechar nuestros inodoros.

Un dato más, los sistemas conocidos como “fluxómetros”, permiten un ahorro de entre el 51% y el 74%, dependiendo del modelo sea normal a palanca o con temporizador (sistema de botón).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...