Sobre árboles y belenes de Navidad

Cómo decorar el hogar en Navidad: adornos, árboles navideños y belenes son los componentes clásicos para sorprender a tus invitados.

arbol

Vuelve la Navidad y nos volvemos como locos por llenar las casas de adornos rojos y dorados. Algunos dirán que la Navidad comienza cuando lo anuncia El Corte Inglés, pero yo diría que es cuando vemos que el vecino de enfrente ya ha sacado sus lucecitas y ha colgado en su puerta el famoso cartel de Happy Christmas. Es entonces cuando sabemos que debemos darnos prisa o seremos los últimos en alegrar el barrio y desear, con todos los adornos posibles, unas felices fiestas de fin de año a todo el vecindario.

No suele faltar el adorno en la puerta principal: un lazo rojo, una guirnalda, un cartelito brillante o unas luces rodeando el marco. Si vivimos en un piso, entonces la decoración se traslada al balcón, donde veremos colgar a un gracioso Papá Noel por la escalera o a tres divertidos Reyes Magos llegando antes de hora al hogar. Y, una vez que ya hemos dejado claro al mundo entero que en nuestra casa se celebra la Navidad, es hora de que la acojamos también dentro de ella.

El árbol de navidad: mil decoraciones diferentes

Montar la decoración navideña se traduce rápidamente en rescatar esa vieja caja llena de polvo donde guardamos año tras año nuestro famoso árbol de navidad. Para los veteranos en esto, resultará harto aburrido montar las decenas de ramas que componen el tronco, pero siempre podremos contar con la ayuda de los más pequeños que volcarán todas sus ganas en ayudarnos hasta verlo montado. Diría que la parte más atractiva es la que viene después: la decoración del árbol.

Por experiencia propia, os aconsejo siempre colocar las luces lo primero de todo porque si lo dejamos para el final, puede ser algo caótico. A continuación, llega la parte creativa donde podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Hay quien prefiere ser escueto y le basta con cuatro o cinco adornos grandes; hay quien apuesta por la decoración clásica y se contenta con rellenar el árbol de bolas navideñas, reservando las más pequeñas para la parte de arriba y las más grandes para las ramas inferiores; y luego están aquellos (entre los que debo incluirme) que se lanzan a por todas: bolas, lazos, muñequitos, trompetas, campanas… y un sinfín de complementos navideños que aportan color por doquier.

Os comparto una fotografía de mi árbol navideño de este 2015 que, como veis, es un señor árbol de gran altura y con guirnaldas plateadas. Soy de los que no quieren que su árbol pase desapercibido, y, para los que se estén preguntando cuánto tiempo puede llevar montar un árbol así, os diré que una horita es suficiente.

¿Y el belén dónde?

Esta es la decoración opcional que no encontramos en todas las casas, pero que también merece un trabajo excepcional, más o menos cuidado. Puede ser desde el simple nacimiento del niño Jesús hasta todo un escenario donde recreemos el territorio de Belén. Para ello contamos con la innumerables figuritas del Todo a Cien o de centros comerciales como El Corte Inglés, pudiendo optar por belenes de plástico u otros más vistosos a partir de figuras de piedra. Las más representativas son: los Reyes Magos, el Cagón, los Pastores, el Ángel, animales (ovejas, burros…)… además de accesorios como casas, puentes, musgo, montañas, etc. Aunque no vayamos a participar en un concurso de belenes, podemos montar un escenario precioso para hacer brillar nuestro hogar estas Navidades y sorprender a los invitados los días más especiales.

belen

El reto, además de montarlo, es tener un sitio donde poder colocarlo, pero siempre nos quedará algún estante o mueble que nos sirva de base. En mi caso, como podéis ver en la segunda imagen, he empleado un buró del recibidor y he aprovechado las dos alturas. Al estar frente a la puerta principal, resulta un lugar ideal para dar el recibimiento más navideño y, al igual que ocurría con el árbol de navidad, no le faltan guirnaldas ni luces que lo enmarquen. Aunque otros años he optado por luces de colores, esta vez he optado por una decoración más clásica y elegante como es el color blanco y plateado, y el resultado es igualmente llamativo, ¿no creéis?

En definitiva, espero que os sirva de referencia o inspiración y, a los que todavía no hayáis preparado la decoración para estas navidades, os anime a empezar cuanto antes, pues ya que todo esto conlleva sus horas de trabajo, qué menos que disfrutarlo durante el mayor tiempo posible antes de volverlo a guardar todo el día 7 de enero. Os animo a que compartáis con nosotros vuestra decoración navideña, ¡seguro que tenéis muchas ideas originales!

Foto: Africa Studio / Pat_Hastings

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...