Trabajando con tableros aglomerados

Para el trabajo con madera melamina y tableros de OSB, fibrofácil, ecoplac, etc, es necesario observar algunas consideraciones acerca de las cargas que pueden soportar, los adhesivos, la unión de piezas, acerca de la instalación de cerraduras y bisagras y consideraciones relacionadas con la colocación de correderas de cajón.

Para el trabajo con madera melamina y tableros de OSB, fibrofácil, ecoplac, etc, es necesario observar algunas consideraciones acerca de las cargas que pueden soportar, los adhesivos, la unión de piezas, acerca de la instalación de cerraduras y bisagras y consideraciones relacionadas con la colocación de correderas de cajón. Todo esto es importante en cuanto determinará el acabado, duración y resistencia del mueble.

Distanciamiento de apoyo entre muebles.

Las repisas son tableros dispuestos en forma horizontal, por lo cual requieren ciertas condiciones de apoyo y están sujetos a mayores cargas que un tablero vertical, las cuales pueden ser concentradas o repartidas dependiendo de su ubicación. Este tipo de construcciones son más susceptibles por tanto a sufrir deformaciones.

En toda la estructura del mueble la repisa es la que soporta mayores cargas, la más empleada y desgastada, por esta razón es de mucha importancia tener en cuenta el distanciamiento que tendrán los apoyos, de modo de conocer el peso máximo que puede soportar una repisa sin tener una curvatura o deformación excesiva y que no aumenta con el transcurso del tiempo.

Las recomendaciones básicas en cuanto a soporte de cargas y deformaciones están directamente relacionadas con el espesor de la madera (de 12, 15 o 18 mm.). La deformación admisible corresponde a la deformación o curvatura máxima que puede tener una repisa al aplicarle una determinada carga (peso); asimismo esta depende de la distancia entre los apoyos (simbólicamente “D”) y es por eso que se señala como una relación entre este distanciamiento y una constante de 180. La deformación máxima admisible recomendada es de D/180.

El establecimiento de esta limitante tiene un origen netamente estético, ya que la superación de esta deformación no involucra una ruptura inmediata de la repisa.

Carga admisible: Al tener establecida ya una distancia entre apoyos y al fijar un límite de deformación, indirectamente se establece un máximo de carga para estas condiciones. Dependiendo del tipo de mueble y repisa, existirán diferentes condiciones y recomendaciones, de esta forma tanto para los muebles de cocina, placa mural de cocina, librero o placard, el apoyo de las piezas debe ser mínimo en los dos extremos; por otro lado las profundidades varían entre 30 y 55 cms máximo y el ancho puede variar entre 40 y 90 cms. Las cargas que sorpotarán estas piezas dependerán del largo y profundidad.

En el caso de las cargas, estas aumentan en relación directamente proporcional a la separación de los apoyos en la repisa, de los soportes adicionales, la profundidad y soportarán más carga en cuanto el espesor de la madera melamine sea más grueso; podemos considerar algunos casos a manera de ilustración; por ejemplo para el caso de muebles de cocina (con una profundidad de 55 cms), en caso sea una repisa de 90 cms entre apoyos, con un espesor de 18 mm, la carga que soporta será de 22 Kgs máximo.

Recomendaciones para el caso de aplicación de adhesivos.

Para el trabajo con melamine y materiales tipo OSB o aglomerado se pueden emplear una variedad de adhesivos para madera, según el tipo de aplicación deseada y el tipo de tablero que se emplee para tal efecto; estos adhesivos pueden ser la cola en fria (con base de PVA), el pegamento de contacto (neoprén) y el pegamento termofusible empleado en lugares que soportan temperatura fuera de lo normal, humedad ambiental y del tablero.

La cola en frío se emplea por lo general para uniones rígidas, es decir ensambles tipo espiga, maquinados o empleando entarugados; es útil también para el enchape de maderas y cantos. Este adhesivo es muy resistente, no contiene solventes y soporta hasta 80º C; asimismo es sencillo de aplicar y emplear.

Para aplicar la cola en frío se requiere preparar el tablero, debe observarse que este tenga una humedad entre el 8 y 14% para la aplicación de este producto, de tal forma que se garantice un pegado perfecto, ya que fuera de estos límites no funciona bien; ello se debe a que la humedad disminuye la penetración del adhesivo y por lo tanto su adhesión mecánica (el agua ocupa el espacio que debe ocupar el adhesivo). Asimismo la tabla debe estar libre de polvo y grasa para asegurar una buena calidad del pegado.

Aplicación de la cola en frío. La aplicación debe hacerse empezando por una de las superficies a unir en una capa uniforme y delgada, existen herramientas adecuadas para este trabajo tales como rodillos, brochas, llana dentada, etc. La cantidad a aplicar depende de la capacidad de absorción de la madera, pero en promedio tiene rendimientos de 180 a 220 g/m2 aprox. En el caso de que la superficie de la madera no fuera uniforme o fuera rugosa, conviene aplicar en ambas caras, pero en una proporción de material mayor, obteniendo de esta manera humectación uniforme y relleno de las irregularidades.

En caso de trabar en zonas de frío extremo (unos -5 grados C), el adhesivo se atizarán (formación de polvo blanco) razón por la cual se puede calentar a 20 grados C para recuperarlo.

Unión de las Partes.
Las partes una vez encoladas deben ser prensadas, con una presión suficientemente alta, como para asegurar el contacto entre las dos superficies. Procure que el adhesivo aflore en el borde al momento de la unión de ambas piezas, con esto se asegura que toda la superficie a unir quedó humectada.

Para aplicar la presión pueden emplearse herramientas mecánicas como prensas, pero para no dañar la madera aplicar un taco de la misma madera y así de paso se obtendrá una presión uniforme. El tiempo que debe dejarse en la prensa depende de factores como la temperatura ambiente, la presión, absorción del material, cantidad de adhesivo, etc; sin embargo debo decir que esta debe mantenerse el tiempo que sea necesario hasta notar que el pegamento de los bordes está seco.

Consideren a su vez que el material excedente (cola excedente) debe retirarse antes de su secado total, sino será bastante difícil; sin embargo si se secara, simplemente calentar agua y mojar un trapo, ello ayudará a disolver el excedente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...