Trucos sencillos para arreglar las fallas de una persiana

Si los trabajos manuales son lo tuyo, tal vez sustituir una lama de su persiana no te resulte tan complicado. Acá los pasos para reparar ciertas averías sin llamar al experto.

Persianas rotas. No más

Fuente: alldecorboutique.com.br en Pinterest

Uno de los elementos decorativos que más suelen averiarse en casa, son las persianas. Dependiendo del material pueden atascarse, romperse o mancharse. Si el presupuesto lo permite puedes sustituirlas. Sin embargo, hay trucos sencillos para arreglar las fallas de una persiana.

Contratar a un experto siempre será una opción valedera, pues tendrás garantía de que la obra estará bien ejecutada. Pero si la tarea es fácil y tienes habilidades manuales, podrás resolver el inconveniente por tu propia cuenta. Lo primero es ubicar el daño y las herramientas de trabajo. Si se trata de un atasco o cambio de cinta, por ejemplo, requerirás de tijeras, cuchillas, destornilladores de pala y estrías, tenazas, metro o flexómetro, cinta nueva, pasacintas y recogedor, entre otros implementos. Si requieres orientación, fíjate en estos detalles.

Pasos para arreglar algunas fallas en las persianas

Al observar la avería cerciórate si hay algún elemento de la persiana que se deba reemplazar. Si es así, compra el repuesto en una tienda especializada. Pide ayuda al dependiente si tienes dudas. Tal vez te haga falta una pieza en específico o tornillos a la medida.

Procede a desmontar la persiana. Para ello retira la tapa del cajón, que puede estar encajada en juntas o sujeta con tornillos. Asegúrate de bajar todo, incluido el recogedor, y de guardar todos los tornillos que saques. Al descolgarla limpia cualquier suciedad o polvo que esté acumulado en las cintas (flejes que sujetan la persiana) y lamas.

Si están atoradas, saca las cintas desde el ancla y tira de ellas fuertemente, pero con suavidad, para que el eje quede solo. Verifica si hay un desnivel, corrígelo y corta la cinta rota para cambiarla. Si es necesario instala otros soportes para el rodamiento. Cuando los coloques, procura que queden en el mismo lugar que los antiguos. De esta manera no alterarás el nivel del eje. Luego, procede a reinstalar todo.

Lamas nuevas

Para cambiar una lama tienes que sacar la pieza rota tirando de ella desde uno de los costados. Luego, fácilmente puedes colocar la nueva por el lateral. Eso sí, tiene que tener la misma medida y color de la anterior. La tarea se puede complicar un poco cuando la lama a sustituir es la que sirve de sujeción a los anclajes del eje o es la última. Para ello debes sacar el soporte, realizar el reemplazo y después compactar todo nuevamente.

Cuando las persianas son grandes y costosas, lo ideal es acudir con un profesional para que las repare. Las tarifas varían de un país a otro, pero generalmente sale más barato que comprar una nueva. Por ejemplo, en España, este tipo de asistencia técnica cuesta entre 40 y 250 euros. Todo depende de la dificultad. Cambiar todas las cintas de rodamiento o el recogedor es más complicado. En todo caso, es importante que conozcas los tipos de persianas para que puedas actuar en consecuencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...