Ventanas de aluminio para el hogar

Tradicionalmente el mercado de las ventanas se dividió en dos materiales: la madera y el aluminio, a pesar de que actualmente el PVC ha ganado mucho más terreno, convirtiéndose en el más utilizado. Independientemente de esto, el aluminio sigue siendo una gran elección. Veamos cuáles son las ventajas y desventajas de este material en las ventanas de nuestro hogar.

Ventanas de aluminio para el hogar

Al momento de colocar ventanas en nuestro piso es imprescindible que estas cumplan con una serie de características fundamentales. Sobre todo debemos tener en cuenta aquellas que más se adapten a las características de la construcción y a la zona climática en la que la casa está ubicada. El objetivo general de una ventana es garantizar la protección contra el calor y el frío, ser duraderas  y de fácil mantenimiento, y ofrecer un buen grado de insonorización.

Al momento de elegir el material que utilizaremos para las ventanas es conveniente estar seguros que los cristales que se adecuan a esa estructura sean manejables, fáciles de quitar y poner.  En caso contrario podremos tener problemas para su limpieza o en caso de una rotura.

Otro factor a tener en cuenta es que el material elegido puede determinar el sistema de ventilación (lateral, corredera, batiente, en guillotina…) que disponga la ventana.

Tradicionalmente el mercado de las ventanas se ha centrado en dos materiales: la madera y el aluminio, aunque vale destacar que en los últimos años el PVC ha ganado mucha fuerza, convirtiéndose en el material más utilizado.

De todos modos, y a pesar de eso, el aluminio no deja de ser siempre una buena elección. Veamos cuáles son sus ventajas…

Una de las principales ventajas de las ventanas de aluminio es su fácil mantenimiento, ya que una vez instaladas no requieren prácticamente de cuidado alguno. Además, sus acabados lacados no atraen la suciedad y sus herrajes es dóciles y suaves no producen grandes averías por mal uso.

Otro aspecto importante es que el proceso de anodizado al que son expuestas permite que la pintura se adhiera perfectamente sobre la superficie, impidiendo además la corrosión parcial o total de la periferia.

Continuando con las ventajas de las ventanas de este material debemos decir que las mismas son una gran arma contra la humedad, el sol y cualquier incidencia metereológica. Además, no son inflamables, y se adecuan fácilmente a cualquier tipo de espesor de vidrio, ofreciendo un aislamiento térmico y acústico optimo.

A modo de resumen podemos decir que:

Ventajas:

  • Fácil y rápida instalación rápidamente debido a su peso liviano.
  • Fácil limpieza.
  • Disponible en varios colores.
  • Material fuerte y rígido, adaptable a todo clima.
  • El metro cuadrado de aluminio es un poco más caro que el de madera, pero la diferencia es apenas notable, ronda los 445 euros.

Desventajas

  • En invierno el aluminio suda.
  • Material más frío que la madera y el PVC.
    Con el paso del tiempo se puede llegar a picar.

Fuente: Hotfrog
Foto: Ventana de aluminio por naes en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...