7 Ideas para decorar con flores

Crea tus propios motivos decorativos utilizando flores naturales o artificiales y combinándolas con hojas y ramas en el interior de recipientes originales.

Quizá lo hayas pensado alguna vez pero no te has atrevido a hacerlo. Hablo de decorar el hogar con flores. No la típica planta con su maceta que dejas crecer en el balcón para alegrar a los vecinos; sino pequeños detalles artesanales rematados con flores para adornar la mesa, alguna esquina de la cocina o un mueble del salón. Las posibilidades son miles, algunas más arriesgadas y atrevidas, otras más clásicas y románticas, pero todas igual de bonitas para sorprender a tus invitados y hacer de tu hogar un lugar mejor decorado y con personalidad propia. Por eso, por si no acabaste de atreverte o estás falto de ideas, aquí vamos a resumir algunas para dar una chispa de luz y color a cada uno de tus espacios de una forma muy creativa.

1. Decorar con sentido

Si vas a decorar tu salón con flores, no te quedes a mitad. Es decir, no coloques un jarrón con flores y lo dejes ahí. Crea varios puntos verdes en tu salón: escoge varios muebles o esquinas donde puedas colocar elementos floreados para que esa decoración cobre sentido y no se quede como algo aislado, sino que le dé toda la fuerza y atención que necesitas. De esta forma, tu salón será un lugar diferente con una decoración original. Sino, solo será un salón con un jarrón de flores.

2. ¿Con flor o sin flor?

Cuando nos disponemos a decorar con plantas siempre pensamos en el colorido de las flores, pero no debes olvidar que las hojas y las ramas también son un elemento de decoración muy especial por sí mismas y que pueden servirnos para conseguir un impacto visual, tanto si son naturales como artificiales. Escoge diferentes variedades, ¡y prueba combinaciones!

3. Recipientes originales

Las flores, las ramas y las hojas no pueden hacer todo el trabajo. Si quieres ser creativo y llamar la atención, deberás emplear recipientes originales para rellenarlos con las flores y conseguir esos “pequeños elementos decorativos” con los que decorar tu mobiliario. Esos recipientes pueden ser cualquier cosa, desde un clásico jarrón de flores, hasta un bote de cristal reciclado o incluso una tetera de porcelana. Echa un vistazo al vídeo que acompaña este post ¡y encuentra tu propia inspiración!

Además de elementos de cristal y porcelana, también puedes utilizar cajas recicladas de madera, cestos de fibras naturales o recipientes de mimbre o ratán para darle un toque todavía más artesano, rústico y encantador a tu decoración y crear así unos preciosos centros de flores. En estos casos, si utilizas plantas naturales, lo mejor es que coloques en la base una esponja para mantenerlas mejor hidratas y conseguir que te duren más tiempo. ¡Toma nota!

4. El salón y algo más

Si tienes muchas ideas sobre qué tipo de detalles decorativos con flores puedes hacer, pero no sabes dónde colocarlos después, ¿por qué no pruebas con la cocina? Si cuentas con sitio suficiente, siempre hay alguna esquina en la encimera o una estantería donde colocar un bonito recipiente con flores. Eso sí, utiliza mejor variedades artificiales, ya que si son naturales no sobrevivirán mucho tiempo. O también puedes recurrir a plantas aromáticas que además de decorar, podrás ir utilizando poco a poco para cocinar y volver a rellenar.

5. Buscando colores que armonicen

Todas las flores son bonitas y la mayoría encajarán sin problema en tu decoración, pero si quieres conseguir una perfecta integración, lo mejor es que combines el color de las flores con la tonalidad de tus paredes o mobiliario, con el fin de que tu elemento decorativo esté hecho a medida de tus espacios. Los colores oscuros combinan bien con flores de la misma gama, mientras que las tonalidades suaves o neutras es mejor combinarlas con flores llamativas o de color intenso para causar un bonito contraste.

6. No exageres en cantidad

Cuando ya tengas un recipiente para rellenar con flores, no es necesario que incorpores en él una grandísima variedad de ramas y flores porque quedará un diseño abigarrado y forzado. En algunos casos, es mejor apostar por una única flor, sobre todo si quieres conseguir una composición de tipo minimalista. Además, este tipo de elementos más sencillos, acompañados de alguna vela pueden reforzar el romanticismo del hogar y embellecer tus espacios interiores y exteriores.

7. ¡Airea tus habitaciones!

A cambio de querer decorar el hogar con plantas, necesitarás mantener una correcta ventilación de tus habitaciones para que el ambiente transmita una sensación de frescura que rodee tus jarrones de flores o recipientes de cristal, donde se transparente el brillo del agua.

Hasta aquí, las siete ideas que te dejamos en Vivir Hogar para que puedas encontrar inspiración y transformar la decoración del hogar. Compra flores, recicla objetos ¡y comienza a innovar!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...