Así se puede cambiar radicalmente la decoración del salón sin mucho esfuerzo

Si tu salón te aburre, puedes cambiar la decoración por poco dinero.. Lo puedes lograr cambiando la luminosidad con espejos, luces y pintura. Además, las fundas, los cojines y los objetos propios también sirven para decorar rápidamente

Cambiar decoración del salón sin esfuerzo

Sin duda, la estancia más llamativa de una casa es siempre el salón. Aquí recibimos a las visitas y aquí solemos estar cuando queremos relajarnos. Lo malo es que pasamos tanto tiempo allí que la decoración nos llega a cansar, algo que nos hace pensar en una reforma.

Como no todo el mundo tiene el tiempo, el dinero o las ganas de acometer una reforma, vamos a ver cómo se puede cambiar la decoración del salón rápidamente. Aprendemos cómo podemos dar un lavado de cara a esta estancia sin esfuerzo.

Así se decora un salón con poco esfuerzo

Lo primero es conocer el estilo de decoración que más nos guste y que queremos para nuestro salón. Por ejemplo, algunas personas prefieren un estilo vintage con objetos antiguos, otros un estilo nórdico y otros un estilo minimalista y moderno. En cualquier caso, debemos conocerlo y adaptarnos a él como podamos.

Los mayores objetos de decoración del salón son sus propios muebles. Cambiar el sofá o los sillones pueden darle un gran lavado de cara, aunque esto es demasiado caro para muchos.

En su lugar, es mejor recurrir a trucos como fundas nuevas, las cuales le dan un giro de 180 grados a la decoración del salón. También es buena idea cambiar los cojines, las cortinas e incluso las alfombras. 

Además, podemos añadir objetos decorativos adaptados a nuestro estilo o usar el ingenio para reciclar objetos antiguos. Una silla antigua restaurada puede ser perfecta en un estilo vintage, mientras que una tabla de surf colgada de la pared le puede dar un toque moderno. Estos detalles personales le darán una gran personalidad a la estancia.

Si quieres ir más allá, tendrás que cambiar los muebles, un proceso algo más caro. Eso sí, si los buscas de segunda mano o en tiendas de oportunidades podrás comprar auténticos chollos que pueden quedar genial en tu salón.

En cualquier caso, cuida la distribución para que haya espacio suficiente. El espacio debe estar bien aprovechado, pero no debe ser un lugar incómodo y recargado. Recuerda que es un rincón para descansar y debe ser relajante, no estresante.

La iluminación es importantísima para la estética del salón, además de ser una de las cosas más baratas para cambiar. Se puede añadir luminosidad con una pared con pintura más clara, añadiendo lámparas auxiliares o con espejos para reflejar la luz natural.

Como hemos visto, todas las opciones son económicas. Pintar un salón por ti mismo es algo barato y que no te llevará tanto tiempo si sabes hacerlo. Además, añadir espejos y lámparas nuevas también es bastante económico.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...