Cabeceros en clave de hazlo tú mismo

Los cabezales de cama son útiles, hermosos y están de moda, razones suficientes para invertir tiempo y creatividad en su elaboración. Descubre cómo hacerlos y únete a la tendencia.

cabecero cama

Crear cabeceros de cama está de moda. Reciclando o usando piezas que cumplieron su ciclo de utilidad en otras áreas, puedes darle el toque estético y funcional que tu habitación merece. Y es que un cabezal está ideado como un escudo protector entre las personas y la pared, un contenedor de almohadas o cojines, pero principalmente como un elemento decorativo que -bien administrado- puede dar dinamismo o sobriedad a la habitación, según sea el efecto deseado.

¿Cómo elaborar el cabecero perfecto?

Lo primero es saber qué deseas ver al espaldar de la cama y con qué herramientas cuentas. Si te faltan las ideas, a continuación te mostramos lo que hoy es tendencia:

  1. Cálida madera: Para los amantes de lo clásico, rústico o rustichic, grandes listones de maderas cortados al antojo y debidamente lijados pueden ser perfectos. La madera inspira calidez y siempre será una aliada en la decoración. Puede ser utilizada en su forma natural o servir de soporte a otras creaciones. Un rectángulo de madera cubierto con jeans, telas estampadas o acolchados, por ejemplo, cambiará de inmediato el estilo y dará una apariencia más juvenil a la estancia. Para alcanzar el éxito en esta tarea no se requiere gastar grandes sumas de dinero. Puede hacerse uso de puertas o ventanas viejas, o de celosías que si bien son empleadas para separar ambientes en el exterior, son bien recibidas en la intimidad de la casa.
  2. Originales tejidos: Dominar algún punto o ganchillo es útil para elaborar un cabecero artesanal con trapillos, cuerdas o lana. Está en boga el uso de telas, tapices y pieles con este fin. La idea es hallar la forma de sostenerlas en la pared sin necesidad de hacer grandes intervenciones. Bastarían pequeños clavos o alcayatas.
  3. Variedad de viniles: Colores, formas y texturas pueden estar concentradas en un mismo elemento, como por ejemplo los viniles. Son económicos y los hay muchos estilos, por lo que suman puntos a la hora de innovar. Van directo a la pared y algunos vienen en plantillas para quiénes desean crear una visión óptica de cabecero pintando. Los venden igualmente enmarcados y de esta forma continúan sorprendiendo gratamente en la habitación. En el caso de que se decida diseñar toda la pared, debe cuidarse el equilibrio y la armonía con el resto de los elementos de la decoración.

Si te agrada la idea de elaborar tu propio cabecero no tienes que esperar demasiado. Atrévete, rediseña y crea…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...