Colocar estantes entre columnas

Lo que queremos proponer en este post es justamente eso, aprovechar ese lugar que muchas veces suele quedar disponible entre dos columnas de la casa, en alguna pequeña pared al costado de la ventana o la puerta, o por encima de un escritorio, entre tantos otros lugares. La idea es aprovechar un espacio de la casa que esté provisto de columnas para realizar una decorativa estantería que nos permita, entre otras cosas, aprovechar el lugar para guardar cosas, colocar libros o simplemente decorar el lugar.

En los espacios de pequeñas dimensiones el secreto es aprovechar cada rincón, cada lugar del hogar para transformarlo en lo más funcional posible. Esa es una de las premisas con las que insistimos cada vez que intentamos dar consejos sobre decoración de casas pequeñas.

Colocar estantes entre columnas

Colocar estantes entre columnas

En ese sentido, lo que queremos proponer en este post es justamente eso, aprovechar ese lugar que muchas veces suele quedar disponible entre dos columnas de la casa, en alguna pequeña pared al costado de la ventana o la puerta, o por encima de un escritorio, entre tantos otros lugares. La idea es aprovechar un espacio de la casa que esté provisto de columnas para realizar una decorativa estantería que nos permita, entre otras cosas, aprovechar el lugar para guardar cosas, colocar libros o simplemente decorar el lugar.

La tarea es muy sencilla y los materiales y herramientas muy pocos. Necesitamos: Estantes de madera, listones, martillo, clavos y pintura blanca.

Con todo listo, el primer paso será tomar las medidas del hueco que tenemos entre las dos columnas, que será donde posteriormente colocaremos los estantes. La medida es para que podamos cortar en la medida exacta la madera que se convertirá en estante.

Una vez cortados, tendremos que pintar los listones con pintura blanca. Habrá que dejarlo secar y, para un mejor acabado, darle una segunda mano de pintura.

Por otro lado, mientras los listones se secan, tendremos que marcar con un lápiz los niveles en los que deseamos colocar los mismos, es decir, el espacio que dejaremos entre uno y otro. La marca que realicemos con el lápiz será donde irán clavados los clavos, uno para cada listón. Por supuesto, para evitar que se produzcan desniveles es importante utilizar en este paso un nivel que nos permita conseguir que los estantes queden absolutamente derechos y rectos.

Una vez secos los listones debemos amurarlos a la pared según hayamos realizado las marcas. Finalmente, la última tarea es pintar los estantes del mismo color que aplicamos a los listones. En este caso es también importante darle dos manos, dejando secar entre una y la otra. Una vez que se encuentren completamente secos debemos colocarlos sobre los listones.

De esta forma sencilla conseguiremos utilizar un espacio que parecía perdido y lograr así mayor funcionalidad. Estos son factores muy importantes en los ambientes de dimensiones pequeñas, donde cada rincón es importante, donde cada espacio se torna fundamental.

Si sos una de esas personas que tiene una casa de pequeñas dimensiones, te invito a navegar por nuestro sitio, allí encontrarás muchísimos consejos para decorar y aprovechar los espacios de este tipo de hogares.

Foto│Eduardo Loureiro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...