Colocar membranas en techos

Las membranas son un material que se utiliza como una capa de impermeabilización al agua y a la humedad en la construcción, especialmente en los techos, aunque también pueden utilizarse en balcones, canaletas, conductos, pisos, sótanos, y otras superficies.

Colocar membranas en techos

Las membranas son un material que se utiliza como una capa de impermeabilización al agua y a la humedad en la construcción, especialmente en los techos, aunque también pueden utilizarse en balcones, canaletas, conductos, pisos, sótanos, y otras superficies.

Previo a la colocación de una membrana en el techo, hay algunos factores que debemos tener en cuenta de la superficie donde la iremos a colocar. En primer lugar el techo debe estar completamente limpio, sin polvo, oxido o humedad acumulada. Debe estar totalmente seco, firme, plano y uniforme.

Debemos controlar la distribución y el sellado de las juntas de dilatación, ajustar los bulones de sujeción si el techo es de chapa y realizar un tratamiento anticorrosivo si es necesario.


Lo último, antes de la colocación de la membrana, será la aplicación de productor imprimantes en la superficie donde  la instalaremos, los cuales dejaremos secar bien antes de la instalación.

Con esos primeros pasos de preparación ya podemos colocar la membrana. Para ello es recomendable seguir algunas pautas:

La membrana la colocaremos en primer lugar en los desagües, continuando por los puntos más altos del techo, en sentido transversal a la pendiente del techo. También debemos tener en cuenta que el ancho del solape entre membranas debe ser de un mínimo de 7 cm, procurando que las uniones y los bordes del perímetro se encuentren bien perfilados y sellados.

Luego, cada uno de los rollos de membrana los colocaremos desde la parte más baja del techo hacia la más alta. El primero de ellos lo instalaremos de forma perpendicular a la corriente de agua y lo dejaremos estabilizar.

Luego calentaremos la superficie del film antiadherente con un soplete a gas, con el objetivo de fundir el polietileno y parcialmente el asfalto hasta que aparezca un brillo superficial. Luego tendremos que adherirlo a la superficie haciendo un poco de presión. Tendremos que emprolijar el material excedente para que el acabado sea homogéneo.

En el caso del segundo rollo que instalemos, este lo colocaremos al lado del anterior, respetando la pendiente de la superficie y calentando con el soplete ambas membranas y realizando el emprolijado de la zona como con el primero de los rollos. Así sucesivamente con el resto de los rollos.

Para finalizar, es importante que revisemos la terminación de los bordes de la membrana, sobre todo contra los muros, para evitar posibles filtraciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...