Cómo alicatar paredes

Uno de los elementos más utilizados a la hora de decorar una cocina o un baño son los revestimientos cerámicos. Sin embargo, alicatar las paredes no es una tarea sencilla. Para que podamos ir afianzando nuestra técnica con el trabajo les propongo analizar las características de los materiales y desarrollar el procedimiento de instalación paso por paso, con el objetivo de lograr hacer la tarea más fácil.

Cómo alicatar las paredes

Uno de los elementos más utilizados en baños y cocinas son sin dudas los revestimientos cerámicos. Generalmente las casas suelen contar con este material para decorar esos dos ambientes tan importantes de un hogar.

Sin embargo, alicatar las paredes no es un trabajo sencillo, es necesario contar con algunas herramientas imprescindibles, el material necesario y llevar un procedimiento correcto, paso por paso.

Para que podamos hacerlo nosotros mismos, o por lo menos para que comencemos a darnos maña en la técnica y el trabajo, en este post intentaremos desarrollar cada uno de los pasos y las caracterizas de los materiales.

En cuanto a los azulejos, lo bueno de estos elementos es que los podemos encontrar en diversos tipos. Existen los estándar, esmaltados, de gres, impresos, vitrificados, gresite o imitaciones. Hay que destacar que cada uno de estos tipos se coloca con la misma técnica, a excepción del gresite, para el que se utiliza otra fórmula de colocación debido a que su instalación es un poco más complicada.  Si bien, en algunos casos los azulejos necesitan ser dejados en agua durante algunas horas para hacer más sencilla su instalación, en la mayoría de de ellos no es necesario.

Por el lado de la pared que iremos a revestir, la superficie debe estar completamente lisa y enrasada, sin ningún tipo de  humedades ni de grietas. En caso de que la pared no cumpla con dichas condiciones y se encuentre muy dañada, una buena alternativa es colocar un panel de yeso laminado hidrófugo.

Ahora sí, pasemos a la instalación:

Lo primero que hay que hacer antes de colocar los baldosines es marcar el nivel para que las hileras queden perfectamente horizontales. Este trabajo lo realizaremos colocando dos puntas que sobresalgan ligeramente un listón al ras del suelo, comprobando su horizontalidad con un nivel de burbuja, utilizando el listón  como guía para la primera hilera de azulejos. Cuando los mismos estén colocados en toda la superficie, retiraremos el listón y remataremos la parte inferior con pedazos de azulejos cortados a medida.

El material que utilizaremos para pegar los baldosines a la pared es el cemento-cola específico. Se trata de un producto en polvo que se mezcla con agua, aunque también existe una versión al uso, en tubos o en cubetas. Este producto lo colocaremos con la ayuda de una llana dentada, y luego pegaremos los azulejos, procurando colocar separadores o crucetas entre ellos. Recordemos que estos separadores deberán ser retirados más tarde, cuando el adhesivo haya secado.

El último paso será el de rellenar las juntas, utilizando el cemento-cola, el cual podremos teñir de algún color si así lo deseamos. Para rellenar utilizaremos una llana de goma o un llagueador, dejando secar la pasta y limpiando el sobrante con una esponja húmeda.

Fuente: Casaactual

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...