Cómo cambiar los fusibles (incluye vídeo-tutorial)

En este artículo encontrarás una guía sencilla para aprender a cambiar los fusibles del hogar, ¡en tan solo cinco pasos! Nunca nada había sido tan fácil. Atrévete con ello.

Si quieres cambiar un fusible, no necesitas ser técnico en electricidad. En Internet ya podemos encontrar guías muy completas para el usuario que quiere realizar reparaciones en el hogar, y este artículo pretende ser una ayuda más con unos poquísimos pasos que cualquier persona puede entender y llevar a cabo. Solo se necesita paciencia y cuidado. Así pues, ¡manos a la obra!

El primer paso será cortar la corriente, la seguridad es lo primero siempre. Para ello iremos al cuadro de luz y bajaremos la palanca del interruptor, popularmente conocida como Switch y que es la que contiene los fusibles. Por tanto la primera cosa que debes saber para cambiar los fusibles es NO manipular la instalación eléctrica sin haber cortado antes la corriente.

El segundo paso será identificar el fusible roto. Para ello iremos examinando todos los cables ayudándonos de unas pinzas, extrayendo un fusible y luego otro. El proceso es el siguiente: extraemos uno de los fusibles, desatornillamos los extremos y sacamos el filamento, es decir lo que hay dentro del cilindro. Si el filamento está quemado ese será nuestro fusible roto. Si el filamento está entero, ese fusible todavía sirve.

luz

Cuando lo hayas detectado pasaremos a sustituirlo por el fusible nuevo. Bien puedes cambiar toda la pieza o bien comprar en alguna ferretería repuestos de filamento para sustituir solo esa parte. Sea cual sea nuestra elección, este tercer paso consiste en cambiar el fusible roto por el nuevo.

Una vez hecho esto, volveremos a colocar los cilindros en su sitio, con cuidado, uno por uno, presionando con fuerza para que contacten bien. El último paso, muy sencillo, será cerrar de nuevo el interruptor, asegurarte de que está bien cerrado y volver a subir la palanca. La luz habrá vuelto a tu hogar. ¡Enhorabuena! Como ves es una tarea realmente sencilla, lo único complicado es tener la suficiente prudencia en guardar todas las medidas de seguridad adecuadas. Una de ellas sería, por ejemplo, no cambiar un fusible mientras llueve en caso de que la instalación eléctrica esté a la intemperie. A continuación os dejo un vídeotutorial para rematar toda esta breve explicación, ¿os parece?

Foto: Snapographic_com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...