Cómo crear pompones de papel decorativos paso a paso

Aprende paso a paso a crear tus propios pompones de seda personalizados y adorna tus fiestas de una forma diferente, divertida y original.

Las fiestas en el hogar son importantes y pueden ser de muchos tipos. Puede que se trate de un cumpleaños o de una comida familiar. O quizá de una fiesta infantil. O tal vez un evento personalizado con amigos. Son muchas las ocasiones a lo largo del año en que nos veremos obligados a preparar la decoración del hogar de forma original y divertida para estos encuentros, si queremos hacerlos lo más especial posible. Pero uno de los grandes inconvenientes que encontramos es cómo sorprender o qué tipo de manualidad está a nuestro alcance para transformar el salón o cualquier otra estancia del hogar.

Si se trata de una fiesta temática lo tendremos algo más fácil pues sabremos orientarnos mejor. Por ejemplo, si se trata de la fiesta de Halloween, nos decantaremos por el miedo con calabazas terroríficas, velas personalizadas o detalles fantasmales. Sin embargo, ¿qué otro tipo de decoración podemos hallar en fiestas más generales como los cumpleaños? Si conocemos bien a la persona que cumple los años, puede que eso ya nos dé alguna pista de qué le gustaría; pero si buscamos un tipo de decoración clásico, amoldable e infalible… ¡es hora de hablar de los pompones de papel decorativos!

Aunque no dejan de ser una decoración del todo tradicional, coincidiréis conmigo en que no los encontramos en todas las fiestas. ¿Por qué? Por la existencia de otra decoración muy similar que no cuesta tanto de montar: ¡los globos! No es que los pompones resulten difíciles de crear (podemos incluso comprarlos ya hechos), pero sí que requieren de un poco de paciencia para conseguir tus propios pompones personalizados. Aproximadamente, necesitaremos entre diez y quince minutos para crear uno, y conforme cojamos la técnica podremos ir incluso más rápidos hasta conseguir un conjunto perfecto para adornar todo el espacio de la fiesta o evento.

Materiales para hacer un pompón de papel

Si os habéis decidido definitivamente por los pompones para adornar vuestra próxima fiesta, os alegrará saber que necesitáis muy poquitos materiales. Solamente tenéis que comprar varias hojas de papel de seda. En función de los pompones que queráis hacer, necesitaréis más o menos papel. El color dependerá de vuestro gusto personal. Para trabajar esta manualidad también necesitaréis unas tijeras y un poco de hilo.

Paso a paso: cómo hacer un pompón decorativo

Siguiendo las instrucciones del videotutorial que os dejo en este post, la realización del pompón es de lo más simple:

1. Coger varias hojas de papel de seda y ponerlas juntas.
2. Plegarlas en pequeñas partes iguales como si fuese un acordeón.
3. Una vez dobladas, identificar el centro y atar un trozo de hilo en el medio.
4. Recortar con tijeras los dos extremos dándole a las hojas un contorno redondeado.
5. Estirar los pliegues hacia los lados sobre una superficie lisa.
6. Agarrando el centro con dos dedos, levantar muy cuidadosamente cada una de las diferentes capas de papel. Este paso lo haremos por ambas caras y ambos extremos.
¡Listo!

¿Dónde colocar los pompones?

Aunque los pompones sean una decoración de fiesta de lo más tradicional, podemos ser muy originales a la hora de colocarlos e integrarlos en la decoración. Lo que todo el mundo piensa cuando se dispone a organizarlos es colgarlos del techo, posiblemente encima de la mesa donde se celebrará la fiesta. ¡Pero hay muchas ideas más! ¿Por qué no dejarlos encima de los muebles? ¿O por qué no ponerlos todos juntos en una pared para crear una especie de photocall en la entrada? ¿Y si los utilizamos para adornar una lámpara o el respaldo de las sillas de los invitados? No te quedes en lo más clásico, ¡innova!

Algunas ideas decorativas más

Llegados hasta aquí, os sugiero que seáis igualmente originales a la hora de crear los pompones, especialmente en lo que se refiere a color y tamaño. Podéis jugar con el tamaño de las hojas de papel a la hora de crear pompones más grandes o más pequeños, y por supuesto podéis elegir entre una gran multitud de colores para crear pompones de lo más variopinto. Incluso, si queréis conseguir pompones multicolor, podéis mezclar hojas de papel de diferentes colores para el mismo pompón y conseguiréis efectos muy chulos y llamativos, como el efecto arcoiris.

Ya lo veis, aunque los pompones sean un clásico de lo más clásico… ¡siempre quedan formas e ideas para seguir sorprendiendo a nuestros invitados! ¿Qué os parece la idea? ¿Creéis que vale la pena crear pompones personalizados? ¿O preferís quedaros con la decoración tradicional de globos? Yo, indudablemente, ¡prefiero entretenerme con manualidades así!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...