Cómo eliminar el oxido de los distintos objetos decorativos

Distintas soluciones para la aparición de oxido en objetos de metal, plata, estaño y cobre

Metal oxidado

Metal oxidado

Los objetos decorativos, incluso los muebles, realizados en materiales como el metal, la plata, el estaño o el cobre, tienen al tiempo como su principal enemigo. A medida que los días pasan, los objetos comienzan a sufrir de la aparición de óxido, y a partir de esto comienzan a perder sus características, se ennegrecen, oxidan y pierden el brillo.

Para evitar que esto suceda podemos optar por protegerlos, sin embargo, en los casos en donde el daño ya fue hecho, también existen soluciones para recuperar sus características naturales.

En el caso de los objetos metálicos, en relación a estos problemas de óxido, por suerte la solución y el mantenimiento son sencillos y con algunos pocos recaudos podemos evitar que se estropeen. En relación a esto, en la mayoría de los casos, la aplicación periódica de un producto desoxidante es suficiente para que los objetos recuperen sus cualidades.


Otro de los objetos que también acumulan óxido son aquellos realizados en plata. En la plata es necesario utilizar productos que incluyan agentes desoxidantes y pulidores, que permitirán retirar el óxido de manera rápida.

Cuando utilicemos estos tipos de productos, es necesario que lo distribuyamos por toda la superficie con la ayuda de una brocha de cerdas suaves y dejarlo actuar por el transcurso de 5 minutos.

En algunos casos es necesario que utilicemos solución plateadora. Eso es necesario cuando el objeto tenga manchas muy fuertes y necesitemos frotarlas con papel absorbente. En ese caso será necesaria la utilización de solución plateadora colocada con algodón. Si el color queda demasiado oscuro, podemos utilizar agua caliente para aclararla, siempre utilizando algodón.

  • Para evitar que la plata se oxide, es aconsejable que se protejan los objetos de la luz el mayor tiempo posible

El estaño es otro de los materiales muy utilizados para los distintos objetos decorativos y muebles. En dicho sentido, la forma de conservar su imagen natural es utilizando solución  jabonosa compuesta de agua y varias gotas de lavavajillas. En caso de que las manchas sean de grasa, se eliminan con alcohol de quemar.

En el caso del cobre, para evitar que los objetos sufran consecuencias con el paso del tiempo, es aconsejable protegerlos con un barniz para metales en aerosol. En caso de que el daño ya este hecho, tendremos que utilizar un desoxidante, el cual aplicaremos con un cepillo, un trapo o algodón, y luego lustraremos con gamuza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...