Cómo instalar un piso de parqué

En este post observaremos cómo cambió el concepto y la instalación de los pisos flotantes de madera y daremos algunas recomendaciones para su colocación.

 Cómo instalar un piso de parqué

Cómo instalar un piso de parqué

Con el avance de las tecnologías de los materiales para construcción muchas cosas han cambiado. Cuando se hablaba de pisos flotantes, los profesionales se referían a una estructura que dejaba una cavidad con pilares de ladrillos o algún otro tipo de sostén pero que de cualquier manera dejaba una luz de 50 cm debajo de la superficie del solado. En cambio, hoy en día se denomina piso flotante al parqué que se coloca directamente sobre la losa y es de madera aglomerada, MDF u otro. Al mismo tiempo, también nos referimos a otra forma de colocación, que es el tema de este nuevo post.

El piso de madera siempre resulta atractivo para el hogar y la verdad que no hay que ser un experto para instalarlo. Una vez elegido el estilo y material, y calculado la cantidad de metros cuadrados para cubrir la superficie de nuestra habitación, tenemos que corroborar dos cosas. La primera es que la losa esté realmente plana, y la segunda es que esté limpia.


Pero como decíamos antes, las cosas cambian, y lo que antes hubiera requerido algún tipo de mezcla diluida para arreglarse hoy puede solucionarse con una rollos de goma o espuma que se colocan antes que el piso. En es segundo caso, no hace falta más que pasar una aspiradora y un trapo húmedo para retirar el polvo y la suciedad.

Para comenzar a instalar el parqué debemos trazar dos ejes en la superficie, numerarlos y seguir ese orden de colocación. Así una vez que terminemos con la zona 1 podremos seguir avanzando por la 2 y así sucesivamente. Uno de los puntos principales a tener en cuenta es la junta de dilatación que hay que dejar entre el muro y las piezas perimetrales. Una medida recomendable es 8 mm, a fin de que nuestro piso no termine por levantarse cuando se modifique por la humedad o el calor.

Ejes en la superficie

Ejes en la superficie

En algunos casos es necesario encolar las piezas al piso, y en otros sólo entre ellas, dado que poseen un sistema de machambrado para encastrarlas unas con otras. Una vez completada la instalación se procede a la colocación de los zócalos, que taparán la junta de dilatación entre el piso y la pared. Los pisos más modernos ya no requieren ser lijados y pulidos, luego de la colocación, pero en cambio requieren que la instalación sea correcta para que no haya diferencia de alturas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...