Cómo instalar una mampara de baño

Paso a paso, la instalación de tu mampara de baño, de manera rápida, cómoda y sencilla.

mampara

Benditas sean esas estructuras fantásticas que aparecieron en nuestros cuartos de baño para evitar las inundaciones que se producían cada vez que nos bañábamos detrás de las antiguas cortinas.  Ahora podemos disfrutar de las mamparas, unas estructuras transparentes o traslúcidas, fabricadas con cristal o plástico, que aislan totalmente la ducha del resto del cuarto de baño. Si todavía no cuentas con una de estas maravillas, sea por lo que sea, y has decidido comprártela e instalártela de manera independiente en tu bañera, aquí los pasos que debes seguir para instalarla.

Verás que entre los materiales que tienes consta la estructura básica de la mampara y luego las piezas básicas para su instalación: las rinconeras, las gomas para evitar la fuga del agua, y los tornillos y tacos requeridos.  Vayamos paso a paso:

  1. Separa los perfiles de compesación que están enganchados a los laterales de la mampara. Estos perfiles son unas barras de plástico que son las que se fijan en la pared para luego encajar los cristales de la mampara dentro. Observarás que a lo largo de estos perfiles existen unos agujeros que utilizaremos para entornillar a la pared. Fíjate, además, que los perfiles constan de un lado plano y otro más curvo. El lado curvado va hacia la parte de fuera del plato y el plano hacia el interior. Hecho esto, coloca los perfiles en la pared de tu baño, apoyándolos sobre el plato y guardando una distancia de un centímetro de la parte exterior. Sirviéndote de un nivel, mira que una vez apoyado contra la pared, el perfil esté recto. Ahora ya solo te queda marcar con un bolígrafo en la pared los puntos donde vas a taladrar. Hecho esto, retira los perfiles, taladra la pared en los puntos marcados y después vuelve a colocar los perfiles y entorníllalos para fijarlos. A la hora de taladrar, ten en cuenta que si vas a hacer agujero sobre azulejos, siempre es aconsejable colocar un esparadrapo o una cinta aislante para evitar desperfectos en los ladrillos.

  2. Cuando ya tenemos clavados los dos perfiles a la pared, simplemente tenemos que encajar las mamparas en cada uno de ellos. Mídelas previamente, para saber cuál es la más grande y cuál la más pequeña, y cuál corresponde a cada perfil de compensación. Encájalas y fíjalas mediante los tornillos que se te facilitan por la parte interior.

  3. Coloca las esquineras o ángulos que unen las dos mamparas, tanto en la base inferior como en la superior y utiliza después los embellecedores  que van encima para ocultar estas piezas y simular una sola pieza unida. Todo esto, como verás, también va atornillado por la parte interior para mayor seguridad.

  4. El siguiente paso consiste en colocar la goma que hay entre los materiales en los raíles de la mampara para sellar toda posible salida del agua. Esto lo haremos tanto en la parte inferior como superior.

  5. Finalmente, deberemos asegurar toda la estructura de la mampara ya atornillada mediante silicona. Os recomiendo una silicona especial para baños y cocinas que resisten mejor la humedad. Aplica la silicona siempre por la parte exterior, para que el agua al caer de la ducha siempre vaya hacia el plato. Con agua y jabón, podemos mojarnos los dedos después y quitar los pegotes de silicona que se nos hayan quedado por ahí, para un mejor acabado.

Esto ha sido todo. Fácil, simple y rápido. No te arrepentirás de haber tomado tú solo la iniciativa. ¿Qué dices? ¿Todavía no tienes una mampara en tu baño?
Fuente: consumer.es
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...