¿Cómo pintar muebles de madera?

Los muebles de madera son muy elegantes, pero tienden a decolorarse o arañarse con el tiempo. Sigue estos pasos y píntalos para que queden como nuevos.

Pinta tus muebles de madera con estos ttucos

Para muchas mujeres, la decoración de su casa es algo esencial. Sin embargo, aunque tengan la disposición, no siempre cuentan con el dinero suficiente para hacer los cambios que quisieran. Un sofá nuevo tal vez, o un armario más sofisticado. Lo bueno, es que existen métodos prácticos para remozar todo tipo de mobiliarioA los de madera, por ejemplo, se les puede devolver la vida con un poco de esmalte y uno que otro implemento de trabajo. 

Papel de lija, cera y pintura selladora, son algunos de los materiales que se emplean para darles una bonita apariencia. No hace falta ser experto para cumplir con la tarea. Eso sí, hay que seguir los pasos y respetar sus tiempos. Saltarse alguno implicaría cambios en los resultados. Si te animas, presta atención a estos consejos. Verás que pintar muebles de madera nunca había sido tan fácil.

Proceso para pintar muebles de madera

Si tus muebles han sido barnizados o están deteriorados, lo primero que debes hacer es aplicar un decapante o quitapinturas. Al colocarlo sobre el colorante viejo, éste se arrugará y disolverá, facilitando su desprendimiento. Comprobarás cómo sale sin mayor esfuerzo si usas una espatula.

Una buena herramienta para acelerar este proceso son las pistolas de calor, que derriten las antiguas y desgastadas películas de barniz. Por ello, constituyen una alternativa frente a decapantes químicos. Se asemejan a una secadora de cabello, pues emplean aire caliente a altas temperaturas. Para usarlas correctamente, debes situarlas a dos centímetros de la superficie de madera. Al acabar, emplea tu espátula para retirar las películas de barniz. Con el papel de lijar quita los residuos.

Si notas que la pintura está bien conservada, lija de forma directa. De esta manera quitarás el brillo y lograrás que el esmalte que añadas a continuación, se fije como es debido.

El lijado debe ser sutil

Si tu mueble está sin tratar, lija con delicadeza hasta que resulte agradable al tacto. Sólo así podrás aplicarle el barniz sellador. Este truco también es factible para muebles de pino o alguna madera parecida, incluso si está fabricado en tablero de fibra de densidad media (mejor conocido como DM). Lo importante es hacerlo sutilmente y luego limpiar los excedentes de polvo o suciedad.

Tras remover las capas antiguas y acabar el lijado, debes proceder a pintar. Para asegurar la calidad del trabajo, inicia aplicando una película de barniz sellador. De esta forma, cerrarás cada poro del mueble, aprovecharás al máximo la pintura y aportarás un efecto homogéneo. Cuando esté seca, lija con precaución y pasa un paño de algodón.

Antes de colocar el esmalte, comprueba su densidad. Si está excesivamente espeso, disuelve con un producto especial para ello. Con esto evitarás que queden las marcas de los brochazos. Cubre con capas delgadas. Espera a que sequen (unas 12 horas) y lija. Haz eso dos o tres veces.

¡Anímate a decorar!

Con un pincel puedes aplicar una capa de cera, así protegerás mucho más el mueble. Déjala secar y pule con otro pincel o con un paño de algodón hasta que brille. Podrás pintarlo acorde a una tendencia decorativa o utilizando plantillas. Para esto, prueba con esmaltes acrílicos de los usados para manualidades.

Si eres amante del vintage, intenta recrear la pátina o capa de óxido. Prueba hacerlo con óleo o compra las que vienen listas. Al aplicar, sigue las indicaciones de su fabricante. Esos consejos te ayudarán a precisar el tiempo que necesita reposar la pintura.

No hay excusas para tener unos muebles feos y deslucidos. Con estos tips volverán a ser tan bellos como eran cuando los llevaste a casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...