Cómo preparar el techo para luego pintarlo

En diferentes oportunidades hemos hablado de las diferentes formas y técnicas de pintar diversas superficies. También, por supuesto, de cómo prepararlas previamente par hacerlo de manera correcta. Hoy nos centraremos en este último punto, pero más específicamente sobre cómo preparar un techo para que la pintura agarre perfectamente y el acabado sea óptimo.

Cómo preparar el techo para luego pintarlo

En diferentes oportunidades hemos hablado de las diferentes formas y técnicas de pintar diversas superficies. También, por supuesto, de cómo prepararlas previamente par hacerlo de manera correcta. Hoy nos centraremos en este último punto, pero más específicamente sobre cómo preparar un techo para que la pintura agarre perfectamente y el acabado sea óptimo.

No se trata tan solo de elegir una buena pintura y una buena técnica para pintarlo, es necesario y fundamental que contemos con una superficie sólida y regular, para lo que debemos arreglar fisuras y agujeros.

Es por eso que lo primero que debemos realizar es una observación detallada de todo el techo, en búsqueda de sitios donde reparar. Tendremos que raspar con una espátula en las fisuras y agujeros para así poder retirar la pintura poco adherida.

Una vez que hayamos identificado los agujeros o grietas, lo que tendremos que ver es si estos son muy profundos o no, en caso de serlos será necesario que utilicemos un producto de relleno para sellarlos. Para ello debemos humedecer la zona previamente e introducir el relleno en la grieta, dejaremos secar y lijaremos luego para retirar el sobrante.

En caso de que sean demasiados los desperfectos, también podemos pensar en la posibilidad de nivelar toda la superficie con masilla.

En relación a estos arreglos, grietas y agujeros, cuando estos tienen un gran grosor y tienden a volver a formarse una y otra vez, lo recomendable es utilizar tira de calicó. Se trata de un apósito de tela de vidrio que se coloca después del producto sellador, y que refuerza el sellado.  Tendremos que presionarlo con una espátula y asegurarnos que la masa penetre en la venda, para luego dejarla secar.

Otra de las cosas que debemos hacer es limpiar correctamente el techo. En dicho sentido, si se trata de hormigón, podemos limpiar mojándolo, si es yeso, mejor hacerlo en seco.

Luego será necesario pasar una cepillo por sobre el techo, eliminando así el polvo acumulado, telas de araña, etc., sobre todo en las esquinas. Si observamos grasa, en cambio, tendremos que utilizar agua caliente y jabón.

Una vez que hayamos realizado este trabajo previo, nos hayamos asegurado que la superficie haya queda nivelada, limpia y los materiales utilizados estén seco, ya podemos comenzar a pintar el techo. Para ello les recomiendo algunos de los post que hemos estado realizando, para que puedan elegir la ténica y forma justa de hacerlo:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...