Cómo reparar una alfombra dañada

Al igual que sucede cuando el suelo está cubierto por cerámicas y una de ellas está rota, la alfombra también puede ser reparada cuando una pequeña parte de su superficie está dañada. Para hacerlo solo debemos seguir los siguientes pasos:

Cómo reparar una alfombra dañada

Cómo reparar una alfombra dañada

La alfombra es un material muy utilizado en las casa desde hace muchos años, de hecho, se estima que el mismo se ha comenzado a utilizar en Mongolia o Turkestán, entre los siglos IV y II  a. C, aunque en España ha llegado un poco más tarde, en el Siglo X, portada por los árabes.

Las alfombras son un tejido confeccionado en un telar de lana, hilo o fibra, que, en muchos casos, utilizamos para cubrir los suelos de nuestras habitaciones y que, como dijimos, son una gran arma en la decoración y el confort de nuestros cuartos.

Al igual que sucede con todos los materiales utilizados para cubrir el suelo, la alfombra puede sufrir daños. El problema es cuando el daño se produce solo en una pequeña parte de la superficie. Sin embargo, existe una forma de solucionar este inconveniente, de tal modo que no sea necesario cambiar toda la alfombra cuando un pedazo de ella se daña.


Al igual que sucede cuando el suelo está cubierto por cerámicas y una de ellas está rota, la alfombra también puede ser reparada cuando una pequeña parte de su superficie está dañada. Para hacerlo solo debemos seguir los siguientes pasos:

En realidad lo que haremos es parchar la alfombra, para ello debemos conseguir un pedazo de la alfombra, seguramente contaremos con algunos restos que han sobrado al momento de la instalación. Si esto no es así tendremos que recurrir a utilizar un pedazo de alfombra que se ubique por debajo de algún mueble que sea inamovible.

Entonces, conseguiremos una tapa de lata de pinturas que este totalmente limpia y la colocaremos sobre el area dañada. Con la ayuda de un martillo y dos pequeños clavos para concreto, sujetaremos la tapa al piso. Debemos procurar que los clavos no queden muy sujetos al piso, para que sea más sencillo poder retirarlos posteriormente.

La tapa de lata de pintura nos servirá como guía para poder cortar la superficie en forma circular. Lo haremos con un cartonero bien afilado.

  • Se realiza en forma de circulo porque es menos evidente que en forma de cuadrado, por ejemplo.

El siguiente paso será el de retirar los clavos y la tapa, la cual colocaremos sobre el pedazo de alfombra que teníamos previsto para realizar el parche, y realizaremos el mismo trabajo para que nos quede con la misma forma que vamos a cubrir.

  • Solo debemos prestar atención a  que si la alfombra tiene algún dibujo, el mismo debe coincidir con la parte cortada.

Luego tendremos que pasar la aspiradora sobre la superficie de la alfombra donde nos ha quedado el espacio a cubrir, para posteriormente colocarle cinta adhesiva de doble faz. El siguiente paso es el de colocar el nuevo parche, haciendo coincidir el dibujo, en caso de que la alfombra tenga uno.

Finalmente solo tendremos que poner presión sobre el parche recién pegado, para lo que podemos utilizar cualquier elemento pesado ubicado sobre una tabla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...