[Vídeo] Cómo vaciar una calabaza para Halloween

Aprende paso por paso cómo preparar una terrorífica calabaza para Halloween: una manualidad fácil y divertida con la que celebrar la Noche de Brujas.

Halloween suena ya por todas partes. Algunos porque empiezan a comprarse los disfraces, otros porque empiezan a pensar cómo decorar sus casas y luego hasta las tiendas empiezan a vestirse para la ocasión y los restaurantes empiezan a promocionar sus menús tematizados para la Noche de Brujas. Sea como sea, el icono de Halloween sigue siendo la calabaza. De hecho, muchos colegios mandan como tarea a los niños preparar una de estas calabazas decoradas, y lo cierto es que no es una tarea rápida, pero tampoco demasiado complicada. ¿Sabéis cómo vaciar una calabaza? ¡Veámoslo paso a paso!

Si somos perfeccionistas y queremos que nos salga una calabaza terrorífica tendremos que hacer uso de toda nuestra maña. También necesitaremos una variedad de herramientas caseras para las diferentes acciones que voy a detallaros a continuación y, eso sí, contar con toda una mañana libre o una tarde, ¡o puede que un día si nos lo tomamos con mucha calma!, para poder crear la calabaza poco a poco sin descuidar ningún detalle.

En primer lugar, necesitaremos comprar una calabaza, ¡no faltaría más! Aunque este paso parece obvio y poco importante, no es así, dado que la calabaza que compremos tiene que ser perfecta. ¿Y eso qué quiere decir? Que debemos elegir el tamaño adecuado de nuestra calabaza y, sobre todo, elegir una que luzca bonita entre todas las demás. Esto ya es a modo personal, pero seguro que cuando vayáis a comprar, habrá alguna calabaza que os causará buenas vibraciones a la primera y os enamorará. ¡Esa será la buena!

Una vez la tengamos en casa, podemos ponernos manos a la obra. Tendremos que cortar una rodaja en la parte superior de la calabaza, como si fuera una tapa. Este corte nos permitirá acceder a su interior para vaciarlo y luego lo volveremos a tapar de una forma casi imperceptible. Para ello, utilizaremos un cuchillo (¡siempre un adulto!); tiene que ser afilado para que el corte sea limpio y cuidado. Tened en cuenta que la calabaza suele ser bastante dura y podemos destrozarla si no la cortamos adecuadamente.

El siguiente paso que haremos es vaciar la calabaza a través de ese corte que acabamos de hacer. Es el proceso más largo y más aburrido de esta manualidad, y por ello el que nos pedirá más paciencia y dedicación. ¿Cómo vaciar una calabaza? Con una simple cuchara podéis empezar a quitar todas las pipas y las entrañas de la calabaza, vaciándola completamente hasta dejarla hueca por dentro. Os recomiendo que todo lo que retiréis del interior lo guardéis en un plato para cocinarlo después, ¡hay muchísimas recetas riquísimas de calabaza y alguna de ellas puede ser clave también en nuestra noche de Halloween!

Cuando estéis vaciando el interior de la calabaza, tened en cuenta que no hay que pelarla al máximo. La calabaza debe conservar una capa lo suficientemente gruesa como para aparentar volumen y resistencia. Después tendremos que realizar más cortes para dibujar la cara y si hemos repelado mucho la corteza, se nos desmontará fácilmente. Lo mejor pues es que la vayáis observando desde fuera cada cierto tiempo para ver cómo va quedando.

Cuando ya tengáis la calabaza vaciada, ¡llega el paso más creativo y chulo de todos! Crear su terrorífico rostro, recortando dos ojos y una sonrisa escalofriante. Lo importante en este caso es que no improvisemos –a no ser que seamos unos profesionales-, sino que tengamos ya alguna plantilla o diseño propio para seguir las pautas de corte. En Internet encontraréis muchos modelos o, si lo preferís, podéis dibujar el vuestro propio en un folio. Esa plantilla podemos trasladarla a la calabaza, dibujándola encima mediante un calco o bien podemos clavar el folio con agujas justo donde irá la cara de nuestra calabaza y trabajar directamente sobre el folio. Todo lo que tendremos que hacer es coger un cúter afilado y empezar a cortar el dibujo. Dedicadle atención y paciencia, pues un corte mal efectuado ya no tiene vuelta atrás.

Cuando hayamos acabado, ¡tendremos lista nuestra terrorífica calabaza! Siempre podemos incorporar en su interior alguna vela o luz LED para cuando llegue la noche que se ilumine misteriosamente y resulta mucho más original . No olvidéis colocarle después la tapa encima para que no se vea el hueco que hemos realizado, ¡y listo! Los últimos consejos que os puedo dar para facilitaros este laborioso trabajo es que elijáis una calabaza pequeña y un diseño que sea sencillo, de esta forma no os costará mucho tiempo vaciarla y os resultará fácil recortarla. Cuanto más currada esté la calabaza, más chula estará, ¡pero más arriesgado será el trabajo! En eso vosotros tenéis la última palabra.

¡Buena suerte y feliz Halloween a todos!

Foto de portada: pixelliebe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...