Con estos trucos tus alfombras lucirán hermosas

No es necesario ir a la tintorería o contratar a un experto para sanear tus alfombras y tapetes. Con estas sencillas prácticas podrás realizar la actividad en casa y de manera eficiente.

Usa estos trucos para limpiar tus alfombras

Las alfombras aportan un toque especial a la decoración de nuestro hogar. Ya sea debajo de una mesa, para delimitar un área, o para cubrir toda una habitación, su uso es extendido en cualquier ambiente de la casa. Se diferencian en tejidos, colores y diseños, pero todas requieren limpieza y cuidados para luzcan hermosas. La labor puede resultar difícil si no sabes qué productos o métodos usar. Por ello, es preciso que tomes en cuenta estos consejos, para que así puedas salir airosa de ello.

Lo primero que debes asegurar, es que el químico o técnica a aplicar no destiña o dañe la tela. Para cerciorarte realiza una prueba en una parte pequeña de la alfombra (lo más oculta que se pueda), y atiende a las instrucciones que indique el envase, así no correrás riesgos. Generalmente cuando la pieza tiene manchas profundas o un olor penetrante, es necesario emplear algo más que jabón y agua. Si es el caso, tendrás que acudir a una tienda especializada y buscar un producto especialmente creado para ello. Ten en cuenta que los limpiadores líquidos tardarán más en secarse y que los que vienen en polvo actuarán rápidamente, y son igual de efectivos. Recuerda siempre leer las indicaciones.

Dale una limpieza profunda a tus alfombras

En casa también puedes tener productos naturales con los que puedes asear tus alfombras. Bastará con que vayas a tu cocina y consigas bicarbonato de sodio. Este elemento tiene diversidad de beneficios, y uno de ellos es su poder desinfectante. Igualmente, es perfecto para eliminar suciedades y malos olores.

El método que emplearás con el bicarbonato será el mismo que el de otros polvos. El primer paso será esparcir la alfombra con el producto. No escatimes en cantidad y procura que las manchas queden cubiertas. Luego, deja que actúe al menos media hora. Lo ideal es que lo apliques en la noche y que a la mañana siguiente procedas a terminar el procreo, con el lavado y aspirado. Verás que quedará como nueva.

Líquidos para asear las alfombras

Si optas por los champúes líquidos, utiliza la cantidad que se indique en el frasco, y prepara la mezcla de manera exacta. Generalmente hay que diluirlo en agua. Toma la prenda y agrega la solución de forma generosa por toda la superficie, pero no abuses. Si la mojas demasiado el secado será mucho más lento.

Consigue un cepillo de cerdas firmes, frota las áreas con más problemas, enjuaga y deja secar. Luego, con la aspiradora retira los restos del jabón. Considera que mientras más rápido limpies una mancha, más fácil será deshacerse de ella. Si se te derrama algo o se ensucia recurre rápidamente a alguno de los métodos descritos y te evitarás inconvenientes futuros.

Si tu hijo masticó un chicle y lo lanzó a la alfombra no lo retires de inmediato, pues quedará un pegote terrible. Mejor busca un trozo de hielo y pásalo por encima. Esto endurecerá el chicle y así podrás removerlo en su totalidad.

Si tienes vinagre mezcla con agua tibia y vinagre, en igual proporción, y restriega con un pañito. Eso te ayudará a quitar rastros de esa y otras porquerías. Como ves, limpiar tu alfombra no requiere grandes inversiones ni esfuerzos. Haz que se vean siempre como el primer día. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...