Crear un ambiente más acogedor empleando molduras y papel decorativo

Si se deciden por aplicar la combinación de molduras con un empapelado de pared, lo primero que hay que hacer es elegir adecuadamente la moldura, hay una gran variedad de modelos y materiales disponibles, desde las tradicionales en madera sin pintar, hasta las más modernas en Policloruro de Vinilo (PVC) o MDF y que ya vienen pre-pintadas. El detalle de una moldura bien escogida, mejora el aspecto y acabado de una habitación y suaviza o demarca la unión de paredes y techos. Lo mismo sucede con el papel, el cual debe combinar con la moldura y el ambiente en el cual se va a colocar.

Una pared simple no es más que eso, pero si le agregamos algunos sencillos elementos como un acabado especial, una moldura o papel decorativo, el resultado es sorprendente.

Si se deciden por aplicar la combinación de molduras con un empapelado de pared, lo primero que hay que hacer es elegir adecuadamente la moldura. Este procedimiento parece algo sencillo y tan simple como ir a comprar un juego de ellas; sin embargo no lo es, verán que hay una gran variedad de modelos y materiales disponibles, desde las tradicionales en madera sin pintar, hasta las más modernas en Policloruro de Vinilo (PVC) o MDF y que ya vienen pre-pintadas. El detalle de una moldura bien escogida, mejora el aspecto y acabado de una habitación y suaviza o demarca la unión de paredes y techos.

Los actuales materiales de fabricación de molduras son livianos, fáciles de trabajar y económicos, lo que permite renovar una habitación en forma sencilla y rápida.

Los materiales que se requieren para este proyecto decorativo no son más que un juego de pilastras o molduras de madera (o PVC), lijas de diferentes medidas (recomendable lijas de madera suaves con grano fino), pintura, papel decorativo (mural), adhesivo para papel mural (si viene con pegamento mejor), pegamento especial para molduras de secado rápido y alta adherencia y por se acaso pasta mural especial para cubrir imperfecciones.

Necesitarán algunas herramientas como un lápiz, una wincha de medir, un pequeño serrucho (o segueta que es mucho mejor), caja de ingletes (pueden usar también una escuadra), cuchilla de corte, regla metálica, brochas de medidas ½ (o pinceles gruesos), un nivel preferentemente largo, rodillo pequeño (de 4 pulgadas máximo), espátula y una brocha regular para aplicar el pegamento.

Las pilastra o molduras a adquirir deben ser de preferencia aquellas que tienen una superficie posterior lisa, de esta forma se facilitará la adherencia a la pared. El escojerlas como señale no es tarea sencilla, pero tampoco imposible, sólo es cosa de buen gusto. Deben buscar que el diseño de las molduras este de acuerdo con los muebles y el estilo decorativo de los ambientes. El material de que están fabricados es lo de menos, de todas formas les indico que las molduras plásticas son más durables y como vienen pre-pintadas, más sencillas de trabajar, a la par que ahorran tiempo de mano de obra.

Antes de empezar con el trabajo es bueno observar si las paredes tienen grietas o imperfecciones que sobresalgan; si el primer caso,  rellene con pasta mural, espere a que seque y lije, si es el segundo lijar hasta emparejar y aplicar pasta para nivelar, dejar secar hasta el día siguiente.

Si la pintura antigua y está en buen estado, es decir sin levantamientos o descascaros, déjela y no la reitre, la pintura nueva puede aplicarse encima de ella; sin embargo si esta está en mal estado es conveniente lijar. Ahora si se debe retirar el papel antiguo, hágalo con cuidado, para no dañar las paredes.

Es necesario antes de trabajar con el papel mural y las molduras, limpiar con un paño seco y aplicar aspiradora en los rincones y esquinas, de esta forma se retirará el polvo que pudiera molestar el proceso de pegado haciéndolo deficiente.

Pasos a considerar:

El primer paso consiste en planificar el proyecto, lo cual debe contemplar el diseño que vamos a crear. Es importante por tanto medir las líneas guías de trabajo, con ello nos evitaremos tiempo de instalación innecesario, es mejor trabajas con medidas moduladas de acuerdo al ancho del papel mural escogido.

Un segundo paso contempla medir la horizontal, la cual no es más que una línea horizontal de división para sus paredes. Un buen punto de referencia suele ser la prolongación de la línea inferior de las ventanas. Traslade y continúe esta línea a lo ancho de todas las paredes de la habitación (vean la figura inferior).

Luego del paso anterior debemos dibujar rectángulos separados por unos 8 centímetros entre sí (o a gusto de cada cual) en la sección inferior de las paredes. Si en la habitación no hay elementos verticales de referencia que predominen, trate de dejar todos los rectángulos con igual medida.

Tanto el nivel como la escuadra se emplean para mantener las líneas verticales y los ángulos rectos; por otro lado también son útiles para comprobar la horizontalidad entre los diferentes puntos del diseño.

El cuarto paso consiste en comenzar a empapelar la parte superior, para ello tome la medida correspondiente al ancho de un rollo y  a partir de este punto trace una línea vertical que servirá de guía para empezar a instalar el papel. Es recomendable cortar todo el material y “presentarlo” antes de empezar el proceso de pegado. Para pegar es necesario considerar las indicaciones del fabricante del pegamento en cuanto a mezcla de este con agua (observen la figura inferior).

El papel se va pegando y alisando con una espátula plástica o de goma, teniendo cuidado de no dañar la superficie, es bueno interponer una tela entre la espátula y el papel. Consideren que el pegamento debe impregnar el papel, para ello al momento de aplicarlo dejen un momento que el papel se impregne de el y luego procedan.

Pase una escobilla o espátula sobre el paño de papel húmedo, para asegurar su fijación sobre la pared. El procedimiento es ir alisando desde el centro hacia las esquinas, de esta forma se eliminan las arrugas y bolsitas de aire. Los restos de pegamento se eliminan con el paño ligeramente húmedo.

Utilice el rodillo pequeño para terminar de fijar las uniones entre paños de papel mural y de esta forma terminar la fijación. El trabajo debe ser pulcro, teniendo cuidado de no dañar el papel y limpiando los restos de pegamento que puedan ir apareciendo. El procedimiento de pegado continua hasta terminar a la altura de la pared que se requiere según el diseño y donde irá después la moldura.

Luego de terminar con la parte superior hay que instalar el papel en los rectángulos que hemos diseñado, para ello emplear la cuchilla de corte, wincha de medir y regla metálica, con el fin de obtener las medidas exactas de papel mural (ver figura inferior).

Par comenzar con la colocación de las molduras, debemos tomar las medidas de los recuadros y cortar las molduras con la segueta en la caja de ingletes. Es bueno considerar unos centímetros adicionales para hacer los cortes a 45º de las esquinas.

Lo siguente es pintar las molduras, para ello existen pinturas especiales para este fin. Recomiendo emplear un color contrastante o en todo caso refuerce el color base del papel.

El pegado se realiza aplicando el pegamento en la cara posterior de las molduras y presionando por algunos segundos en el lugar donde irán colocadas. Haciendo esto el trabajo esta terminado y sólo basta limpiar (ven figura inferior).

Como ven el proceso es sencillo y requiere poco más de un poco de trabajo, habilidad y gusto decorativo, con esto se puede convertir un ambiente sin vida en un lugar llenod e calor y crear un espacio acogedor y familiar. Atrévanse a cambiar y apliquen estas técnicas en casa.

Créditos: la imagen 1 es un colage del autor a partir de elementos de Internet y los diagramas de colocación de pilastras y molduras han sido elaborados a partir de un manual de Sodimac Perú.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...