Decorar paredes infantiles con cinta Washi Tape

Si estabas pensando en darle un cambio de aires a una habitación infantil y no querías complicaciones, te va a venir muy bien esta idea de decorar paredes con washi tape.

cinta washi tape

Cuando pensamos en espacios infantiles, la decoración de estos se convierte en un punto en el que deben confluir los gustos de los padres, los gustos de los niños, y también ese ambiente colorido que se suele dar en estos lugares. Y a veces, es solo cuestión de tener nuevas ideas para conseguir darle un vuelco total, y además, pasar un buen rato cambiándolo todo en familia. La propuesta que te hacemos hoy en nuestro blog es realmente sencilla, y va a permitir que todos podáis pasar a jugar un papel importante en esa nueva habitación, incluso los más pequeños. Lo que te proponemos es decorar la habitación infantil con washi tape.

Seguramente si eres un fanático de las manualidades, sepas bien lo que es la cinta washi tape. Pero en caso de que no, no te asustes por ese nombre tan raro, tan solo se trata de cintas adhesivas que pueden ser de papel, de tela o incluso de materiales más resistentes que han sido pensadas para decorar. Las encuentras de todos los colores, estampadas, o incluso con apliques, y precisamente por esa gran variedad que existe en el mercado, son también una buena opción decorativa.

Pero ¿cómo se decora una pared con cinta washi tape? En realidad, la propuesta para una habitación infantil podría ser interpretada de muchos modos. Yo particularmente, después de ver muchas imágenes en revcistas de decoración y también en Pinterest, me quedaría con la opción de hacer primero en papel un diseño de figuras que vas a ir reconstruyendo con la cinta. Es decir, primero hacer un boceto en la pared de lo que quieres crear, y luego, lo rellenas con trozos de la cinta adhesiva. O bien, por una opción incluso más sencilla.

La propuesta más simple para decorar con cintas washi tape una habitación para niños pasa por ejemplo por cortar trozos de cinta y crear cruces de colores. Se trata solo de superponer un trozo de cinta a otro. Y si te van más las formas circulares, solo te quedará cortar la cinta washi tape en esa forma y apostar por llenar las paredes con ella. En ambos casos, recuerda que tan importante es que no te quedes escasa como que no te pases de largo. Ya que si pones más de las que deberías, la sensación de ser demasiado cargado no te gustará y acabarás por darte cuenta de que no ha sido buena idea. Moderación es la clave.

Imagen: Maureen Didde

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...