Decorar tu hogar sin gastar casi ni un euro podría ser factible ¡Descúbrelo!

Cuando se trata de ambientar un espacio, la creatividad es lo más importante. Con poco presupuesto se pueden crear piezas tan llamativas como originales.

Decorar sin invertir casi ni un euro

Fuente: www.vivircreativamente.com en Pinterest

¿Cuántas personas se abstienen de remodelar su casa por temor a los gastos? ¡Muchas! y si estás leyendo esto, quizás seas una de ellas. Lo que no saben, es que decorar un hogar sin invertir casi ni un euro es completamente factible. El boom de los DIY o “Hazlo tú mismo”, ha dado rienda suelta a la imaginación. Las ideas de cientos de personas, interioristas o no, se expanden por las revistas y la web, brindando infinitas soluciones para renovar el look de los espacios, con el menor presupuesto posible. ¿El resultado? Estancias espectaculares con detalles estéticos y muy creativos.

Para tus muros encontrarás una variedad extensa de alternativas, como por ejemplo una bonita exhibición de platos. Busca la vajilla antigua que tienes en el estante y dale un lugar especial en la pared de tu comedor. Ubica el ángulo y la posición correcta, para que luzca hermosa.

¿Tienes dotes de diseñador? Selecciona el mejor programa que tengas en tu ordenador y crea unos vinilos para el cuarto de los niños o para el salón. Un árbol que puedas complementar con fotos, un marco para tus afiches, una pegatina para el espaldar de tu coma. Sólo invertirás el costo de la impresión, porque la instalación podrá ir perfectamente por tu cuenta. Las opciones sobran.

Decorar con poco dinero sí es posible

No te quedes con las ganas de darle un aire distinto a tu ambientación. En tus gavetas pueden haber decenas de recursos que puedes convertir en los protagonistas del entorno. ¿Recuerdas las chinchetas que sobraron de la maqueta de tu peque?, úsalas para formar palabras o figuras geométricas. Contrasta los colores y se verán formidables.

Diseña tu mobiliario auxiliar

Ubica unos palets y pon manos a la obra. Por su escaso o nulo coste se han convertido en los preferidos de los amantes del reciclaje. Con una buena limpieza y una capa de pintura, serán la mesa de centro perfecta. También podrás usarlos como soporte para la cama, cabecero, estanterías e inclusive como columpio para los más pequeños.

¿Tienes escaleras antiguas en el desván? Reúsalas como alacenas, revisteros, zapateras o colgadero para las toallas. Podrás elegir si fijarlas horizontalmente en la pared o abrirla y dejarla con su forma habitual. De esta forma podría servirte para colocar tus plantas y dar realce a tu balcón.

Las bobinas de cables esconden un mar de posibilidades. Sin apenas retocar quedarán fantásticas como mesillas de centro o libreros. Si le colocas un asiento, se transformarán en cómodos reposapiés o puf. Instálale un par de ruedas para que puedas llevarlas al sitio de tu preferencia.

¿Te encanta el estilo vintage? Entonces las viejas  maletas serán tus grandes aliadas. Fíjalas en el muro para obtener creativas alacenas. Con patas incorporadas serán funcionales mesillas para el recibidor o el cuarto.

Detalles low cost que fascinan

El baño también merece un aire vintage. Podrás conseguirlo sin problema utilizando gavetas en desuso, que te servirán para tener tu champú y demás productos de higiene en orden.

Por otro lado, la cinta washi tape será lo único necesario para darle un giro a tu aburrido escritorio. De hecho, podrás llenar de colorido tus paredes con este baratísimo material. Pega un buen listón en un pedazo de corcho, y obtendrás una alfombra para la entrada o el patio.

Protege la superficie de tus mesas con salvamanteles de estilo rústico. Para hacerlos, sólo tendrás que recoger una variedad de piedras lisas. Prueba juntando de colores y tamaños dispares, y busca una base delgada donde puedas pegarlas. Deja secar ¡y listo!

La pintura pizarra quedará estupenda en varios rincones del hogar. Pruébala en la cocina y plasma tu menú semanal. Para este espacio, también experimenta con barras de hierro en las que puedas disponer tus tazas favoritas.

Un tablón de madera, un poco de esmalte, unos pinceles, un martillo y unos cuantos clavos, es lo único que requerirás para hacer el número de la casa. Si tienes unos trozos de azulejos pega algunos en el borde. Se verá genial.

Más decoración por menos dinero

Anímate a reciclar esas cucharas desechables que tienes en los gabinetes. Pega en círculos, una al lado de la otra en el borde de un espejo. Sigue hasta darle dos vueltas y tendrás un marco original, con apariencia de sol.

¿Te falta una butaca para el jardín? Apila los bloques de hormigón que te sobraron de la obra, ponlos delante de una pared y coloca encima unos almohadones. Serán tan funcionales que no querrás deshacerte de ellos. Si tienes una casa de cabaña, también puedes emplearlos para levantar unas mesillas de noche. Dos verticales y uno horizontal. No te hará falta nada más.

Haz tu propio cuadro usando las piezas de scrabble. Arma tu frase favorita sobre una base de corcho o madera. Será original a más no poder. Recuerda que al tratarse de decoración, el ingenio juega un papel fundamental. ¡No dejes que el presupuesto te limite!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...