Dos estanterías convertidas en somier, ¡el ejemplo de Henriette!

Antes de tirar un mueble o un objeto de decoración que ya no quieras, échale un vistazo y piensa en qué otra cosa podrías transformarlo. ¡Henriette convirtió dos estanterías en un somier! Mira, mira…

estanterias

Muchas veces ocurre que tiramos cosas sin pensar si podrían valernos para más adelante o si podríamos reutilizarlas de alguna forma original. Ese fue el caso de Henriette, una mujer que se encontró de pronto con dos estanterías Billy de IKEA que, en principio, ni necesitaba ni quería, pero supo sacarles un uso mejor que el de tirarlas directamente a la basura. Seguramente ocurrió al colocar los estantes en el suelo y disponerlos de forma horizontal: ¡aquello parecía un somier de cama! Y sí, no tuvo que pasar mucho tiempo, para que Henriette, que acababa de mudarse a este piso, contara con una nueva cama muy original. ¡Era la base perfecta!

Así nos los cuenta ella en el blog de Design Lykee y así os lo hacemos llegar a vosotros como una idea innovadora que podéis tener en cuenta a modo de inspiración. Henriette lo primero que hizo fue extraer todos y cada uno de los estantes de ambas estanterías y quedarse con el bastidor o marco principal. Con los estantes, pudo crear las baldas de su original somier, sobre el que después apoyaría el colchón. Para ello, montó los estantes en la parte posterior y creó una especie de base de rejilla con las diferentes láminas de madera, dejando un espacio entre las baldas. Dispuesto de esta manera, ¡parece que toda estantería esté diseñada para esta doble funcionalidad porque sus elementos encajan a la perfección para crear el somier!

La unión de ambas estanterías creó un conjunto alargado donde el colchón podía apoyar y además sobresalía una parte de la estructura por la parte inferior, creando un espacio ideal a los pies de la cama para depositar libros, revistas, mantas o, incluso como un peldaño de acceso fácil para que los más peques pudieran subir a la cama con ella. Todo el conjunto fue pintado de blanco, ofreciéndole un aspecto nuevo y bastante minimalista. ¡Super chulo!

Ya lo veis, cuando menos lo esperamos, las cosas que descartaríamos a la primera acaban sirviéndonos para crear decoraciones e incluso mobiliario nuevo y vistoso para el hogar. Aunque admito que fue una suerte que las dimensiones y el tipo de estantería encajase a la perfección en su idea de crear una base de cama, ¡cada objeto siempre se puede reciclar para ser reutilizado de forma diferente! Solo hay que ser bien observadores y, por supuesto, tener un poquito de imaginación.

¿Qué os ha parecido?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...