Ideas creativas ¿Cómo pintar las macetas a mano?

Unas vasijas pueden cobrar vida y vistosidad con un poco de esmalte. Aplica estos consejos y crea la mejor obra de arte, sin riesgos de machas ni daños.

Pinta tus macetas a mano

Fuente: www.ofelia.com.ar en Pinterest

Pintar macetas a mano no es una tarea complicada, ni un trabajo sólo para profesionales. Puedes hacerlo fácil y práctico. Si el objetivo es darle otro estilo al recipiente o proporcionarle un toque de personalidad a tu jardín, el esmalte será tu mejor opción. Selecciona tonos diversos que contrasten, para conseguir un efecto jovial que llame la atención. No esperes más, sigue estos consejos y convierte tus macetas en las protagonistas de la ambientación.

¿Cómo pintar macetas a mano?

Pintar macetas a mano es muy sencillo. Lo primero es seleccionar una lugar para trabajar, uno en el que puedas crear sin miedo a causar daños por la pintura. Para mayor protección, cubre el suelo con periódicos, tela o cartón, y así evitarás accidentes. Lo segundo es tener a mano los utensilios: lija, sellador impermeable, pintura, brochas de espuma, cinta, sellador acrílico y por supuesto las macetas.

Las de plástico no requieren de mucha preparación previa, pues absorben eficientemente el esmalte. Puedes escoger unas cuentas y diseñarlas junto con los niños, de una manera divertida, rápida y segura. Pero si prefieres macetas de barro, ten presente que requerirás un poco más de tiempo para que el resultado sea prolijo. En cualquier caso, siempre valdrá la pena.

Pasos a seguir para pintar macetas

Muchísimos materiales se han empleado para la fabricación de jarrones o vacijas. Dependiendo de cuál sea, deberás decantarte por una u otra técnica. A continuación algunos tips para pintar macetas a mano sin problemas.

  1. Lijado. Las macetas no siempre son lisas. Si sus protuberancias afectan el diseño a elaborar, utiliza papel de lija para darle un acabado más parejo. Luego lávalas, déjalas secar por completo y sella los poros. La humedad puede dañar la pintura.
  2. Sellador. Aplica el sellador impermeable tanto en la parte interna como externa de la maceta. Se adquiere generalmente en la sección de pinturas de los establecimientos comerciales. Puede también emplearse goma laca, barniz para exteriores o cola blanca diluida en agua. Si la maceta es decorativa y no colocarás en ella ninguna planta natural, puedes obviar el sellador.
  3. Esmalte. Elige las pinturas. Puede ser cualquiera, en especial si la maceta estará dentro de casa. Si se trata de un recurso para exteriores, tendrás que colocar un sellador acrílico o barniz protector cuando la pintura haya secado. Este paso podría saltarse utilizando pintura esmaltada.
  4. Diseño. Puedes aplicar uno o varios tonos. También puedes hacer rayas, círculos, flores, animales o combinaciones de siluetas. La cinta adhesiva es de gran utilidad para no llenar de pintura toda la maceta. Un buen truco es utilizar lápiz y papel para calcar y así lograr la imagen que deseas en pocos pasos. Agrega textura valiéndote de las protuberancias naturales de una maceta de barro, o adhiriendo elementos como piedras o caracoles. Claro está, éstas piezas deben ser colocadas antes de la pintura, para con ella disimular cualquier tipo de imperfecciones.

Detalles que no se pueden descuidar

Redecorar jardines o reciclar macetas para pintarlas es una actividad recreativa y placentera, pero es importante no descuidar ciertos detalles, que harán que el trabajo se vea mucho más pulcro.

  • Protección. Como se dijo antes, es vital cubrir bien la superficie para evitar dañar mesas, paredes o pisos con manchas de pintura. Inclusive, cuida la ropa que llevas puesta. No está demás que uses un delantal, especialmente si piensas emplear pintura en spray.
  • Utensilios. Utiliza un envase u objeto cilíndrico que sirva de base a la maceta, de esta forma no deberás tenerla en la mano durante todo el proceso. Si el recipiente es pequeño puedes apoyarlo en una botella de vidrio, colocándolo boca abajo, para mayor practicidad. Si se trata de un matero grande debe procurarse un objeto con mayor equilibrio.
  • Espacio. Si es necesario emplear un sellador impermeable o acrílico en aerosol, se recomienda hacerlo en exteriores. Éstos contienen componentes que pueden ser perjudiciales en habitaciones poco aireadas.
  • Técnica. Si utilizas pinturas de diversos colores o varias capas de la misma pintura es necesario dejar secar cada una por separado. Si la idea es matizar, las segundas y terceras capas de pintura deberán ser mezclada con agua. El efecto transparente le dará el toque deseado.
  • Proceso. Para un acabado perfecto, cuando pintes la matera por fuera, pinta además entre 2 y 5 centímetros de su parte alta interior. Por lo general la maceta no se llena de tierra hasta arriba y podrá notarse la diferencia en los colores.
  • Secado. Las macetas de arcilla tardan para secar, deben ser colocadas al sol y esperar el tiempo necesario, dependerá de su tamaño. Pueden ocupar horas o días. Salvo el tiempo de secado, pintar tus macetas es un proceso sencillo y rápido.

Si tienes macetas deslucidas o desgastadas por efecto del sol y el clima, pintarlas a mano es una buena estrategia para darles vida y vistosidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...