Las horas que alegran tu cocina

Sigue los pasos de este post para crear tu propio reloj de pared multicolor y ofrecerle a la cocina una nota de viveza y originalidad, con una manualidad tan sencilla y rápida como ésta.

Reloj colores

La cocina es uno de los espacios del hogar que cada vez se vuelven más sobrios y elegantes, y a veces, con tanto minimalismo, podemos abandonarnos a una estética melancólica que nos acabe aburriendo con sus tonalidades en blanco y negro. Es difícil insertar mucho color en nuestro espacio culinario, porque tampoco es algo que quedaría estupendamente bien si combináramos colores a diestro y siniestro en paredes y mobiliario, no obstante, ese toque alegre, divertido y vivo puede trasladarse a la cocina a través de algún objeto concreto. Por ejemplo, a través de este reloj de pared tan original que he encontrado en el blog de A Beautiful Mess.

Como podéis ver en la fotografía, se trata de una esfera normal y corriente, pero con una nota explosiva de colores y la originalidad plasmada en sus peculiares agujas. Sí, intuís bien. Lo que os traigo hoy es un proyecto DIY que podéis hacer en casa vosotros mismos, ¡y es de lo más sencillo que podéis imaginar! Los materiales son escasos: necesitaremos un mecanismo de reloj y sus agujas, una madera con forma circular, doce cucharas de palo de madera y doce pinturas de colores distintos. Todo muy básico, ¿verdad?

Su montaje sigue esta línea: únicamente tendremos que colocar el mecanismo donde corresponde, en el centro de la madera, y dividir el tablero en doce triángulos iguales. Después pintaremos cada porción de un color. Finalmente, pegaremos con cola nuestras cucharas de palo en los bordes de cada triángulo marcando las respectivas horas y dejando que asomen un poco hacia afuera sus cabezas. Para darle un toque más atractivo, y siguiendo el ejemplo de la fotografía, podemos pintar la punta de las cucharas del mismo color que el triángulo correspondiente. ¡Muy sencillo!

A partir de esta idea, se puede personalizar tanto como queramos y como se nos ocurra. El tamaño de este reloj de pared lo fijaremos nosotros y los colores y su orden también. Incluso para los que busquen algo más recatado, esta idea les puede valer igualmente seleccionando tonalidades menos llamativas y en menor variedad. Pero, sinceramente, creo que este reloj, pese a la originalidad de las cucharas, brilla sobre todo por su aplastante colorido, ¡así que atreveros con ello! Igualmente, puede ser un reloj interesante de hacer para algún dormitorio o estudio, sustituyendo las cucharas de cocinar por otros elementos más adecuados como lápices o bolígrafos. Y desarrollando de repente esta segunda opción, ¿qué os parecería colocar lápices de colores? ¡Se nos acaba de abrir un abanico lleno de posibilidades! Voy a empezar a probar.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...