Originales sujetapuertas hechos de cemento

Una manualidad sencilla y rápida con la que podrás crear tus propios sujetapuertas y alargar la vida de tus paredes durante este verano, además de darles un toque de personalidad.

Sujetapuertas cemento

Durante los meses de verano, no hay un hogar que pueda resistirse a abrir las ventanas de par en par y dejar que entre la brisa veraniega y se lleve el exceso de calor. Pero todos corremos el mismo riesgo: de pronto una ráfaga de aire inesperada se lleva una puerta por delante y ¡plas!, portazo que hace vibrar las paredes de toda la casa. Al poco tiempo suena otra puerta lejana, y si te descuidas, se puede armar una fiesta sinfónica oyendo cerrar de golpe cada una de las estancias del hogar.

Para solucionarlo tenemos una gran variedad de sujetapuertas que nos ayudarán a sostenerlas con firmeza ante cualquier soplo de viento y protegeremos los marcos de nuestras puertas y, por supuesto, también nuestros oídos. En el mercado encontraremos muchos tipos diferentes de sujetapuertas, tanto en material, como en color y diseño. Desde los típicos imanes (para mí los menos seguros porque el imán pierde fuerza y acaba dejando de funcionar con el tiempo), hasta otros que actúan de base encajonando la puerta; los hay de colores dispares y también transparentes, y finalmente también los hay originales, como éste fantástico proyecto DIY que os traigo hoy.

Se trata de un sujetapuertas elaborado con cemento, ya sabéis, ese material que cada vez tiene más protagonismo en el mundo del interiorismo: platos, mesas, jarrones, portavelas… ¡son muchas cosas ya las que se han diseñado con este material y ahora a la lista se suman también estos curiosos soportes que nos pueden ayudar a sujetar nuestras puertas. Se trata de una manualidad que cualquiera puede desarrollar en casa, tan solo necesitamos cemento, un molde donde verterlo, una cuerda a modo decorativo y una argolla de metal para enganchar la cuerda. Como molde podemos utilizar cualquier recipiente que tengamos por casa, desde un tupper de comida hasta un brick vacío, según la forma que queramos ofrecerle al soporte.

Con el cemento no tendremos que preocuparnos por la seguridad de nuestras puertas, pues su peso asegurará su sujeción. Aseguraremos la cuerda, introduciremos la argolla de metal dentro del recipiente y lo rellenaremos con cemento. Cuando se solidifique obtendremos sujetapuertas tan chulos como el de la imagen. ¡No dudes en personalizarlos como más te guste, con pinturas o recortes de papel! Descúbrelo todo paso a paso en la página web de Shelterness. ¿Qué te ha parecido? ¡Verás qué fácil es de llevar a cabo!

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...