Pinta tus frases favoritas y crea cojines personalizados

Utilizando una regla con las letras del abecedario como plantilla, podemos crear de manera profesional todo tipo de palabras y frases y renovar la apariencia de nuestros textiles.

Letras en cojines

Una de las formas de personalizar la decoración del hogar es mediante la utilización de frases bonitas, reflexiones o palabras significativas que nos agraden. Las podemos plasmar en la pared mediante vinilos o en todo tipo de textiles. El problema es que cuando compramos una manta, un cojín o una funda raramente conseguiremos que plasmen las frases que más nos gusten o que andamos buscando. Podemos volvernos locos revolviendo todas las tiendas hasta encontrar lo más ajustado a nuestras expectativas, pero nunca lograremos ese cojín que tanto deseamos con las palabras o frases acertadas. Eso exige un grado de personalización mayor, y por eso os invito a que personalicéis vuestros propios textiles con la simple utilización de un rotulador negro o permanente.

Podríamos estar pensando que esto es la mayor cutrada del mundo, pero si realizamos el proceso correctamente paso a paso, el resultado final será del todo profesional. La imagen da muestra de ello: para conseguir que nuestras frases y letras queden tan bonitas como las que se imprimen directamente sobre el tejido, tendremos que ayudarnos de una de esas reglas guía donde vienen marcadas todas las letras del abecedario. Elegiremos aquel patrón que más se ajuste a nuestro gusto y de esta forma, solo tendremos que ayudarnos con esta plantilla para conseguir letras bien elaboradas. Podemos adquirir esta regla en cualquier papelería.

Necesitaremos colocar el tejido en liso para poder pintar sin dificultades encima. Después, con la plantilla de base, utilizaremos primero un lápiz para repasar aquellas letras que necesitemos, una al lado de otra, formando las palabras o frases que deseemos. Es recomendable que el tejido sea de un color uniforme y que genere contraste con el rotulador para que se aprecien bien todas las letras. Podemos optar por pintar una sola palabra o bien rellenar todo el tejido con diferentes motivos decorativos. Una vez hayamos acabado de pintar todo lo que queremos en lápiz, retiraremos la regla y repasaremos con el rotulador negro todas las letras. El resultado será original, bonito y, sobre todo, personalizado.

Os recomiendo hacer previamente una lista con aquellas frases que más os gusten y, en la medida de lo posible, escoger las que sean menos extensas para que puedan leerse de un tirón cuando las pintemos en el tejido. Aunque la idea sirve especialmente para fundas de cojines, podemos trasladarla a otros elementos donde veamos que puede quedar igual de bien. ¿A que mola?

Foto: Pinterest
Más información: Wit & Whistle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...