Pintar ventanas de aluminio

Hace muy pocos días hemos aprendido a pintar ventanas de madera, hoy es el turno de renovar aquellas que son hechas de aluminio. Con muy pocos materiales y herramientas se puede realizar una restauración total de la ventana, realizando una buena preparación y un correcto pintado, logrando así redecorar el hogar con los colores que más nos gusten.

Pintar ventanas de aluminio

Hace muy poquitos días nos hemos dedicados a aprender a pintar ventanas de madera, un trabajo que espero les haya servido y ya hayan podido poner en práctica. Hoy, para que ninguno se quede fuera de la posibilidad de renovar sus ventanas, nos centraremos en el trabajo de pintar ventanas, pero en esta oportunidad hechas de aluminio. De esta forma, nadie tiene escusa.

No siempre es necesario cambiarlas por una nueva, en muchas oportunidades es suficiente con restaurarlas y renovarlas, incluso si la idea es cambiar el estilo decorativo, con algunas pocas herramientas y materiales esto es sencillamente posible.

Pero pongámonos manos a la obra. Comenzaremos por conseguir: cinta de carrocero, rodillo de esmaltar con distintos recambios, una imprimación selladora de tipo sintético, disolvente de Poliuretano, Lijadora, con su lija de 60 o 80 y un esmalte-laca sintético satinado, del color que queramos. Estos serán los materiales necesarios.



En cuanto a la preparación, lo primero que haremos es lijar toda la superficie. A este trabajo le prestaremos mucha atención ya que de él dependerá el resultado final de la tarea. Procuraremos lijar a fondo sin saltarnos ningún trozo, ya que de lo contrario la pintura no agarraría en ese sitio.

Una vez esto,  pasaremos un trapo con disolvente por toda la superficie para una completa limpieza.

Ahora sí, con los marcos limpios, desengrasados y secos, es momento de empezar a trabajar.

El primer paso en la restauración es el de enmascarar el cristal y la pared con la cinta, tal cual lo hicimos cuando pintamos ventanas de madera, y luego aplicar con el rodillo una capa de selladora sobre el aluminio. Una vez que esta primera mano seque, es recomendable realizar la aplicación de una segunda mano, dejando secar esta algo más de 15 horas.

Una vez que ese tiempo pase, aplicaremos el esmalte laca también con el rodillo, aunque en este caso aplicaremos al menos 3 manos. Antes que la tercera mano seque completamente retiraremos la cinta de carrocero para limpiar las posibles manchas de pintura que queden en el cristal.

Si esta alternativa no te convence y eres hábil con los aerosoles, otra posibilidad es la de utilizar pinturas en aerosol para carrocerías de coches, aunque esta opción es bastante más cara. Además, no olvidemos de utilizar mascarilla y gafas de protección.

Fuente: Milideas
Foto: Ventana por naes en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...