Proteger la madera

No siempre es necesaria una restauración total de los muebles de madera. En algunos casos es suficiente con mejorar su acabado. Para este trabajo existen algunos aceites que no solo resaltan el acabado de la superficie, sino que además lo protegen de los agentes externos. Ejemplos de esto son el aceite de teca y el aceite de Tung.

Proteger la madera

Los muebles y elementos de madera tienen muchas razones por las que optar por ellos para la decoración de nuestros hogares. Definitivamente tienen muchos factores a favor, aunque también algunos pocos en su contra. Dentro de este último grupo podemos decir que el paso del tiempo y los cambios climáticos no son muy amigos de la madera. A medida que los días pasan, el acabado de la madera comienza mostrar signos del paso del tiempo, que nos obliga a realizar una restauración total del mueble.

En caso de que esto que acabamos de decir suceda, poco tiempo atrás hemos desarrollado varios post solucionando este tipo de problemas, incluso, un poco más atrás, realizamos la restauración de un mueble de madera paso por paso.

Sin embargo, no siempre es necesaria una total restauración. Muchas veces es suficiente con mejorar el acabado, ya que los daños no son mayores. En dicho aspecto, existen algunos aceites que pueden mejorar notablemente el acabado de los muebles.



Al usar productos de este tipo, no solo estamos mejorando el acabado, sino que además protegemos los muebles de madera de agentes externos tales como los hongos e insectos.

Uno de estos productos es el aceite de teca. Se trata de una grada natural que se obtiene de los arboles, y que no solo fortalecen la madera, devolviéndole su color original, sino que también la protegen del efecto de los rayos ultravioletas del sol y de los hongos e insectos.

Este tipo de aceites se recomienda colocarlos dos veces al año, de la siguiente manera: Extenderemos sobre la superficie una capa con un paño. Luego eliminamos el exceso del producto con un trapo limpio, y se deja secar entre 5 y 7 horas. Luego le aplicamos la segunda mano, y una vez seca le sacamos brillo con un trapo seco.

Otro de los productos es el aceite de Tung. Este tipo de aceites se obtiene de los arboles chinos que llevan el mismo nombre. Se caracteriza por contar con la capacidad de proteger notablemente a la madera, logrando resaltar la belleza y el tacto natural de la superficie.

Este producto es absorbido rápidamente por la madera, por lo que una vez seco sus moléculas se unen creando una barrera impermeable.

El aceite de Tung se puede aplicar en estado puro, o también rebajado con trementina u otros aceites. En este caso, la cantidad de capas que apliquemos dependerá de la madera en la que tengamos que trabajar.

Fuente: Consumer

Foto: Muebles de madera por PicasaWeb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...