¡Recicla tus botellas! Aprende cómo se hace un sujetador de cortinas

Un cortinero es un accesorio que nunca sobra. Si quieres que sea práctico y luzca original, hazlo con botellas de plástico recicladas. Te saldrá económico y resaltará.

Dale un buen uso a tus botellas recicladas

Fuente: www.gd-home.com en Pinterest

La acumulación de plástico en el ambiente se ha convertido en una gran preocupación para el ser humano. Este material, muy común en nuestra cotidianidad, resulta tóxico y no es biodegradable. Sin embargo, reutilizarlo para decorar es una forma de cuidar la naturaleza: ¿Quieres reciclar tus botellas? Aprende cómo se hace un sujetador de cortina haciendo uso de ellas.

Toma en cuenta que el tiempo de degradación del plástico puede ser de hasta mil años, dependiendo de la exposición a condiciones ambientales como luz solar, agentes mecánicos y oxígeno. Específicamente las botellas de plástico, pueden durar hasta 450 años, por lo que tendrás sujetador de cortina para rato, sin generar desechos.

Cortineros de impacto con botellas recicladas

Las botellas de refresco son utilizadas para realizar diversos tipos de manualidades, debido a su alta resistencia y flexibilidad. Conviértelas en lindos sujetadores de cortina, económicos y fáciles de hacer. Presta atención al proceso y obtendrás un accesorio práctico y original.

Materiales:

  • Botellas plásticas desechables
  • Cintas para decorar
  • Cola de ratón (o cola de rata, según se diga en tu país) y listones
  • Falsas piedras preciosas o flores para resaltar
  • Tijeras, cutter, marcadores y regla

Instrucciones para la elaboración:

Es importante lavar bien las botellas de plástico desechable. Lo ideal es que escojas las de dos litros, con superficie lisa, que te ofrezca mayor cantidad de material.

Deshazte del pico con ayuda del cutter. Haz una pequeña ranura y continúa con las tijeras para mayor rapidez. Luego de esto corta una tira ancha de plástico, alrededor del envase. Esta debe medir unos 24 cm de largo y 9 cm de ancho. La intención es obtener un círculo de la forma de la botella. Pica la tira resultante por la mitad, para que mida unos 24 cm de largo y 4.5 cm de ancho.

Con ayuda de las tijeras redondea cada extremo de tus dos tiras de plástico. A continuación, dibuja dos pequeños círculos en cada punta de las tiras. Este debe estar a 1 cm del borde que has redondeado.

Tal y como retiraste el pico de la botella, usa el cutter para cortar cada círculo. Cuando unas las extremidades de cada tira, asegúrate de que coincidan en tamaño y distancia.

Con un poco de silicón frío, procede a pegar una tira encima de la otra. La idea es reforzar la dureza del cortinero. Para que se mantengan pegadas mientras se secan, júntalas con un par de ganchos de ropa.

Ha llegado el momento de embellecer las tiras plásticas. Forra cada una con el material que desees: telas, mecate, encaje, listones, pasamanería o cintas. La creatividad no tiene límites.

Para forrar correctamente cada cortinero, requerirás iniciar desde la orilla interior de cada círculo que cortaste. De esta forma esconderás el defecto inicial de cada tela o cinta. Con silicón frío lucirá muy bien. Una vez que has pegado el listón al círculo, continuarás forrando verticalmente el resto del cortinero.

Cuando alcances el círculo del extremo contrario, termina la decoración tal y como comenzó: forrando el círculo. ¿Recuerdas la cola de ratón? Esta servirá para amarrar el sujetador de cortinas. Agrega un listón en cada lado del cortinero y haz un nudo en la punta, por dentro de cada círculo. Si sientes que no está muy fuerte, ponle un punto de pegamento para que no se suelte.

Si lo deseas, puedes agregar un par de flores falsas, muñecos infantiles, lazos o varias gemas de imitación brillantes. ¡Listo! Todos los materiales los encuentras en tiendas de manualidades. Si te quedaron botellas, puedes intentar hacer una mesa original. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...