Recuperar las cortinas

Lo primero que debemos decir es que las cortinas tienen la capacidad de renovar las habitaciones, de una manera sencilla y económica. Tan solo cambiando el color o recuperándola si se encuentra en mal estado, conseguiremos darle un nuevo aire al ambiente donde se encuentren. Es por esta razón que en este post intentaremos recuperar las cortinas y dar algunos consejos fáciles para lograr una renovación de los ambientes a partir de este elemento.

Lo primero que debemos decir es que las cortinas tienen la capacidad de renovar las habitaciones, de una manera sencilla y económica. Tan solo cambiando el color o recuperándola si se encuentra en mal estado, conseguiremos darle un nuevo aire al ambiente donde se encuentren. Es por esta razón que en este post intentaremos recuperar las cortinas y dar algunos consejos fáciles para lograr una renovación de los ambientes a partir de este elemento.

Recuperar las cortinas

Recuperar las cortinas

Una buena manera de recuperar una cortina vieja es teñirla en un tono diferente al que tiene. En ese sentido, está claro que de acuerdo al gusto de cada uno será el color que se elegirá para teñirla. En esta oportunidad analizaremos lo que sucede con cuatro colores en particular: el amarillo, naranja, pistacho y rosa.

En el caso del amarillo, se trata de un color que permite que las cortinas luzcan llena de vida y luminosas, convirtiéndose en una alternativa ideal para el verano. Por su parte, el naranja se usa cada vez más en los hogares, ya que consigue unas cortinas perfectas para un ambiente cálido, original y muy moderno. El pistacho ofrece un tono ligero y relajante, fácil de combinar. Finalmente, el rosa es la opción ideal para los cuartos infantiles, femeninos y románticos.

¿Cómo hacemos para teñir la pintura? Sencillo. Primero tendremos que conseguir dos cortinas de algodón y un estuche con el color elegido, y tener en cuenta que la cantidad del tinte va en función del peso de la tela y si queremos dar un efecto concreto en las caídas de las cortinas.

Con el material y las consideraciones en cuenta, el siguiente paso será limpiar las cortinas en la lavadora, procurando no doblarlas, añadiendo unos 500 gramos de sal y el fijador en el tambor de la lavadora.

Posteriormente, vertiremos el colorante elegido en un pequeño recipiente de plástico y lo introduciremos en el interior del tambor de la lavadora. Luego, iniciaremos el programa largo y sin prelavado, a una temperatura de 40 º C.

Por último, una vez terminado el programa, las cortinas se lavan con detergente a 40º C. Una vez finalizado el proceso, tendremos que dejarlas secar las cortinas a la sombra y en posición horizontal.

Vía│modaydecoracion
Foto│artecasasandler

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...