Restaurando cortinas de madera

Las cortinas de madera en buen estado nos permiten ofrecer un aspecto mucho más agradable tanto en el interior como en el exterior de los ambientes donde se encuentran. Sin embargo, no siempre es posible, y tampoco necesario, cambiarlas por unas nuevas. Muchas veces, por no decir siempre, es suficiente con restaurarlas y pintarlas para conseguir un excelente aspecto. En este post haremos un pequeño repaso por los pasos a seguir para realizar la tarea.

Las cortinas de madera en buen estado nos permiten ofrecer un aspecto mucho más agradable tanto en el interior como en el exterior de los ambientes donde se encuentran. Sin embargo, no siempre es posible, y tampoco necesario, cambiarlas por unas nuevas. Muchas veces, por no decir siempre, es suficiente con restaurarlas y pintarlas para conseguir un excelente aspecto. En este post haremos un pequeño repaso por los pasos a seguir para realizar la tarea.

Cortinas

Restaurar Cortinas

La tarea de restaurar cortinas de madera no es difícil. Lo primero es limpiar completamente la superficie, la madera, eliminando los restos de pintura o barniz deteriorados. Dicho sea de paso, esto es fundamental en todos los trabajos de restauración que hagamos sobre cualquier tipo de superficie.

En esta tarea, lo que se debe usar es un decapante, productos especiales para el trabajo que debemos realizar, que de manera sencilla se pueden encontrar en los negocios comerciales, casas de bricolaje, etc. De lo contrario, también se puede usar alcohol de quemar, el cual, con la ayuda de un cepillo de cerdas duras y una espátula, nos permitirá retirar todos los restos innecesarios presentes en las persianas que queremos renovar, y así dejar la superficie completamente limpia y lista para continuar trabajando sobre ella. Una vez finalizada la acción de decapado, el paso siguiente será retirar los restos con un paño.

Con la superficie lista, lo siguiente dependerá de lo que deseamos realizar. Si es lacar las persianas, entonces lo que debemos realizar es la aplicación de una selladora sintética y después una pintura, para exteriores o interiores, de acuerdo a donde se encuentre la persiana. En este punto, cabe destacar que lo mejor y más indicado es pintar con una pistola con compresor.

Si, en cambio, queremos mantener el mismo color original de la persiana, entonces una buena alternativa es aplicar una capa de barniz de poro abierto para exteriores (nuevamente, en caso de que la persiana de al exterior), lo que permitirá que la persiana se dilate, se contraiga y pueda respirar sin inconvenientes.

De esta manera sencilla y rápida, conseguiremos restaurar las persianas de madera y, como consecuencia, darle un nuevo aire, una nueva imagen al interior y/o exterior de la casa sin la necesidad de gastar mucho dinero. Como siempre, solo hace falta un poco de buena voluntad y maña para el trabajo.

Fuente: Consumer
Foto│marcelasin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...