Soluciones simples de plomería

Muchas veces las casas presentan pequeños inconvenientes en las cañerías. A veces pensamos que se tratan de problemas insignificantes, sin embargo, en muchísimos casos esos suelen derivar en problemas más importantes. Es por ello que debemos conocer trucos caseros para evitar dolores de cabezas mayores producidos por inconvenientes en las cañerías. Por ello, a continuación conoceremos como cambiar un cuerito, purgar caños y mantener en buen estado los tanques de agua.

Soluciones simples de plomería

Existen algunos inconvenientes de plomería en las viviendas que se pueden solucionar de una manera sencilla, basta con conocer e identificar el problema para luego, con algunos pequeños conceptos, poder evitar males peores.

Y digo evitar malos peores porque las pequeñas imperfecciones, aquellas que parecen no ser muy peligrosas, generalmente se transforman en grandes problemas y en gastos económicos mucho mayores.

Las perdidas y goteras son uno de los inconvenientes más comunes y en la mayoría de los casos se trata de un cuerito en mal estado. Cambiar el cuerito es una de las tareas más sencillas y la que puede dar fin a problemas futuros y gastos económicos sorpresivos en el consumo de agua.


Para realizar el cambio de un cuerito en mal estado por uno en óptimas condiciones lo primero que debemos hacer es cortar el agua en la vivienda. Luego, con la ayuda de una pinza o un destornillador tendremos que desenroscar la tapa de la canilla que gotea.  Una vez que la tapa este retirada tendremos que desenroscar una tuerca grande del cuerpo con una llave abierta, retiraremos el mecanismo de la válvula, tomaremos el cuerito viejo y lo reemplazaremos por el nuevo. Finalmente tendremos que volver a armar la canilla.

Otro de los inconvenientes convencionales es el de la aparición del aire dentro de las cañerías, lo que en muchos casos provoca una mala circulación de agua y con ella una mala presión. En estos casos lo necesario es purgar las cañerías.

Para ello podemos:

  • Abrir las cañillas al máximo por unos minutos para que el agua corra con fuerza por los caños desplazando el aire.
  • Conectar una manguera entre una canilla que funcione correctamente y la defectuosa. Luego abriremos la canilla defectuosa y acto seguido la que funciona correctamente. De esta manera, la presión del agua entrante expulsará el aire hacia el tanque.

Por último, una buena medida para evitar inconvenientes es la de mantener en optimas condiciones el tanque de agua.

Por empezar debemos saber que es recomendable hacer una revisión y desinfección de los tanques cada determinada cantidad de tiempo. Para ello hay que controlar los flotantes mecánicos y automáticos, tapas de inspección, válvulas y colectores.

También es importante impermeabilizarlos. Para ello se pueden utilizar productos químicos especialmente producidos para ello.

Para el caso de una buena limpieza del tanque será necesario dejar un poquito de agua para poder lavar el fondo, las paredes y la tapa con la ayuda de una rasqueta, un cepillo y agua con cloro o lavandina.

Con estos concejos podremos solucionar algunos de los pequeños inconvenientes más comunes en las cañerías de los hogares.

Foto: Cañerias por adobemac en Flickr

Fuente: Enreparaciones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...