Trucos para disimular la humedad de las paredes

La humedad de la pared es un problema de salud y estética. En el caso de que no puedas hacer reforma, tienes que usar algunos trucos para quitar el máximo posible de humedad y disimular las imperfecciones

quitar humedad

La humedad de la pared es una de las cosas más feas y antiestéticas que nos podemos encontrar en un hogar. Pueden mandar al traste una gran decoración e incluso traer problemas de salud en algunas personas.

Muchas personas creen que necesitan hacer una gran reforma para solucionar este problema. Eso sí, por suerte se puede quitar la mayoría de la humedad y disimular con poco presupuesto.

Cómo disimular la humedad con poco dinero

Lo primero, es detectar el origen de las humedades y si es posible, eliminarlo. Por ejemplo, si tienes humedad por alguna fuga o filtración, debes localizar las fugas y repararlas. Lo mismo ocurre con la humedad por capilaridad del suelo, la cual ocurre por las corrientes de agua de la tierra.

En muchas ocasiones, nos encontramos con la temida humedad de condensación. Esta humedad es la más común y es muy difícil de quitar sin reforma.

En el caso de que el piso sea tuyo, recomiendo que hagas una reforma porque vas a ganar en salud y estética. Eso sí, si no tienes dinero o el piso no es tuyo, todavía se puede disimular bastante si se siguen algunos consejos.

Lo primero que hay que hacer es quitar toda la humedad que se pueda. Esto se hace con lejía aplicada directamente sobre la superficie. Justo después hay que quitar la pintura antigua, algo que se puede hacer con una paleta.

Ahora hay que dar una capa de pintura nueva, pero no vale cualquiera. Si usásemos pintura normal a los pocos meses volvería a aparecer, mandando al traste todo el trabajo realizado. Por ello, busca pinturas protectoras de humedad y da varias capas.

También es buena idea usar colores fuertes en vez de colores claros para retrasar su aparición. Eso sí, ten en cuenta que siempre volverá a reaparecer a menos que soluciones el problema, por lo cual, asume que tendrás que hacer esto al menos un par de veces al año.

Si aún así hay imperfecciones, puedes seguir disimulándolas con varios métodos. El primero es el papel decorativo, el cual te ayudará a tapar todas las imperfecciones que puedan aparecer.

Además, ahora mismo vuelve a estar de moda e incluye varios diseños, siendo una gran oportunidad para reinventar tu decoración. Eso sí, no hace falta ponerlo por toda la pared, sino que simplemente se puede poner en la zona donde haya el desperfecto.

Así mismo, otra solución de bajo coste es la moldura decorativa, siendo una solución un poco más profesional. En este caso, están pensadas más para áreas grandes que para pequeños desperfectos. El único problema es que requieren de mantenimiento y reemplazo si hay mucha humedad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...