Una estantería cuelga-bicis, ¡hazla tú mismo!

Si necesitas un colgador de bicicletas, ahora puedes conseguir el tuyo propio creándolo a partir de una simple estantería. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo:

bici

Colgar una bicicleta dentro de casa es una tarea complicada si no se tiene mucho espacio. Existe una gran variedad de ideas, algunas intentan acoplar la bicicleta como parte del mobiliario del hogar, y otras simplemente ofrecen soluciones simples para colgar la bici en la pared, intentando que sea una tarea sencilla y, al mismo tiempo, que no ocupe demasiado sitio. De estas segundas ideas, llega el colgador RAST, realizado en el blog de Decoesfera. Se trata de un trabajo DIY que se ha realizado con una mesita de noche RAST comprada en IKEA.

La idea consiste en emplear la mesita a modo de estantería en la pared, por lo que también podemos emplear una estantería cuadrada similar o bien comprar cuatro tableros de pino y montarla nosotros mismos. Con este material esencial, solo nos faltará hacernos con algunas herramientas básicas que solemos tener todos en casa, a saber: metro, regla, taladradora, una caladora, un destornillador y, opcionalmente, una sierra circular.

Primero montaremos la base que actuará de estantería en la pared, aunque solo será una excusa para actuar de soporte de nuestra bicicleta. Para ello, dependerá de lo que hayamos elegido para construirla. Si es una mesita como la que os decía, prácticamente os servirá tal cual. Si compráis tableros, tendréis que entornillar todas las maderas para crear vuestro propio cubículo. Pero, sea como sea, es una manualidad de lo más simple. En ambos casos, tendremos que practicar unas hendiduras en las maderas laterales del mueble, por la parte frontal, para apoyar ahí el marco de nuestra bicicleta. Para esto, necesitaremos la caladora o la sierra circular. Lo mejor es dibujar un contorno redondeado con el lápiz, antes de recortar la madera, para que nos quede el mismo corte en ambos costados y guarde una silueta, sin que quede como un agujero simplón.

Lo único que tendremos que tener en cuenta es que la profundidad de esos dos cortes no sea excesiva, sino que permita colgar la bici sin que, al hacerlo, el manillar toque la pared; de forma que quepa sin problemas y no choque con nada. Igual de importante será, a la hora de colgar la estantería en la pared, colocarla en una parte donde no haya puertas ni más mobiliario con el que pueda chocar la bici al ponerla y, por supuesto, midiendo la altura también, para que la bici cuelgue sin que ponga en peligro la estabilidad de la estantería. Lo mejor será comprar unos buenos soportes para sujetar la bici a la pared y empezar a disfrutar de esta genial idea.

Fuente y foto: Decoesfera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...