Consejos para taladrar: la importancia de la seguridad

Una de las herramientas más utilizadas en un hogar es el taladro. Utilizarlo de forma correcta y no sufrir accidentes es fácil si respetamos algunas pautas. Aspectos importantes en cuanto a la seguridad de su uso y otros también fundamentales para la realización de un orificio en óptimas condiciones. A continuación todo lo que necesitamos saber para un correcto uso del taladro.

Consejos para taladrar.

Si realizáramos un repaso por los post de bricolaje de este Blog, y de tantos otros en la Red, notaríamos que para la mayoría de estos trabajos es necesario taladrar. El taladro es una de las herramientas más utilizadas para los trabajos dentro del hogar, y por eso es fundamental saber utilizarlos. El uso incorrecto puede producir muchos inconvenientes, a nivel de accidentes en nuestro cuerpo, como así también en las superficies que deseamos taladrar. Sobre todo en este aspecto es importante tomar algunas precauciones.

Taladrar no es para nada difícil y es algo que todos podemos hacer, con esto no descubro nada, sin embargo, es importantísimo que tomemos algunas medidas de seguridad y sigamos una serie de consejos para realizar el trabajo de forma optima.

En cuanto a la seguridad, lo primero que siempre debemos tener presentes es la ropa que utilizamos para realizar el trabajo. Es necesario que evitemos utilizar remeras o camisas con mangas amplias o flojas, ya que corremos riesgo de que estas se enganchen al portabrocas mientras esta gira. Lo aconsejable es usar mangas cortas.

Otra de las cosas a la que debemos prestarle atención es al cambio de brocas. Nunca, jamás, hay que realizar un cambio de broca con la maquina enchufada, ni desenchufada de la corriente tirando del cable.

Al momento de realizar un agujero, si este lo queremos realizar en una superficie alicatada, nunca lo haremos en las juntas, ya que los azulejos podrían romperse o desprenderse. Lo que haremos será pegar un trozo de cinta de carrocero en la zona a taladrar, para que la broca no resbale, o también podemos comenzar el orificio con un clavo y un martillo y continuarlo con el taladro.

Otro truco para que los agujeros no se tuerzan es colocar un nivel de burbuja sobre el taladro, sujeto con gomas elásticas; si la burbuja permanece en el centro, el agujero quedará perfectamente perpendicular a la pared.

Brocas

Sepamos que para realizar agujeros en las paredes es aconsejable utilizar brocas de widia. Estas son de color plateado, con punta triangular y roma. En el caso de las brocas de madera, estas son de color negro y plateado, y cuentan con un pincho en la punta. Finalmente, las de metal son negras y romas. Existen muchos otros modelos, aunque los más utilizados suelen ser los que acabamos de nombrar.

Tengamos en cuenta que las brocas no son eternas. Con el paso del tiempo y sobre todo el uso, las mismas se desafilan y, como consecuencia, tardan mucho más en traspasar los materiales; además, los agujeros quedan deformes.

Fuente: Decoesfera

Foto: Taladro por Walter Bob en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...