Book Lamp: ilumina y sujeta tus libros

Esta lámpara diseñada Groupa Studio pretende facilitarnos nuestros momentos de lectura, no solo iluminando nuestras noches sino sirviendo de soporte y marcapáginas de libros.

Lampara sujetalibros

La lectura suele ser una actividad que relegamos a nuestro tiempo de ocio y en la mayoría de casos esas horas libres suelen coincidir durante la noche. Sentados o tumbados en la cama comenzamos a leer nuestro libro, pero poco a poco el sueño se va apoderando de nosotros hasta que Morfeo extiende sus alas sobre nosotros y, solo al cabo de diez o veinte minutos después, damos un cabezazo y nos cercioramos de que nos hemos dormido leyendo, con el libro en la mano. Entonces, muertos de pereza, apenas nos queremos levantar a dejar el libro en su sitio, ni tampoco a por el marcapáginas -si es que tenemos uno- para guardar la hoja por donde hemos suspendido la lectura… cerramos el libro completamente y seguimos durmiendo.

Al día siguiente todo eso no forma parte sino de un vago sueño-recuerdo y puede que el libro acabara por los suelos y, lo más probable, que no recordemos en qué página nos quedamos leyendo. Esta es una de las muchas situaciones que puede resolver la lámpara de techo que observáis en la fotografía. Al fin y al cabo, lámparas y libros suelen ir de la mano, porque atender a la letra pequeña suele requerir de una buena iluminación cuando no hay luz natural. Y esta lámpara que os traigo, la Book Lamp, un nombre literalmente sencillo, permite iluminar nuestras noches y, al mismo tiempo, actúa de soporte de nuestro libro e incluso de marcapáginas.

El diseño pertenece a la firma israelí Groupa Studio y sigue unas líneas esquemáticas, tipo minimalistas. A partir del alambre (hierro en realidad pintado de color rojo) se moldeado la figura de una lámpara de mesa muy simple, sin adornos ni matices, colgada a baja altura. Básicamente nos encontramos el esqueleto de lo que sería una lámpara con la particularidad de que la base ha sido sustituida por una especie de asa donde podemos dejar colgando nuestro libro. Sí, ese hierro horizontal que conforma la base de la lámpara está pensado para que podamos dejar colgando nuestro libro ahí, abriéndolo por la mitad (o por la página que estemos leyendo) y actuando a su vez de soporte. Lo malo es que si no llevamos la lectura muy avanzada, o si por el contrario estamos acabado el libro… éste no se sostendrá bien en la lámpara por su peso desequilibrado entre ambos lados y no nos quedará más remedio que recurrir al dobladillo de hoja.

Fuente y foto: Groupa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...