Colocar una isla en la cocina

Instalar una isla en la cocina puede resultar una buena opción desde muchos puntos de vista, siendo muy útiles para trabajar o como barra divisoria, donde además desayunar o realizar comidas rápidas. En este post, consejos útiles para hacerlo sin realizar obras.

Ya hemos hablado en muchas oportunidades sobre las ventajas de tener una isla en la cocina, ya sea como un espacio más de trabajo o como un mueble divisorio en el caso de las cocinas más pequeñas, donde el objetivo es diferenciar la zona de la cocina de la del comedor. Incluso, sin ir más lejos, hace muy poquitos días atrás hablamos del office, un espacio de la cocina que puede ser utilizado para muchos fines.

Colocar una isla en la cocina

Como decimos siempre, instalar una isla en la cocina puede resultar una buena opción desde muchos puntos de vista, siendo muy útiles para trabajar o como barra divisoria, donde además desayunar o realizar comidas rápidas. Lo bueno es que, si bien lo recomendable es pensar en una isla al momento de armar la cocina, también es posible colocarlas más tarde y sin obras. La idea es, simplemente, colocar un mueble, teniendo en cuenta la altura (habrá que tener en cuenta la estatura de quienes habitan en la casa) y el uso que le vamos a dar, si para comer, dividir o trabajar.

Ahora bien, como dentro del mercado nos encontraremos con mucha variedad de islas, también el diseño debemos tener en cuenta. Por empezar, habrá que tener en cuenta el estilo con el que está decorada la cocina, para buscar una isla que se adecue a él.

Otra cosa, por ejemplo, es pensar si se va a tratar de una isla que pensamos mover de sitio con frecuencia, ya que en ese caso tendremos que buscar un modelo con rueditas. Otro aspecto es el de la capacidad de almacenamiento. Si nuestra cocina es chica y lo que estamos buscando es un lugar más donde guardar cosas, entonces lo mejor es una barra alta, con mucho espacio debajo donde almacenar. En este caso, otra buena alternativa es un con una zona de barra que nos deje colocar cómodamente taburetes bajo ella.

Información de Utilidad

  • Espacios: En cuanto a los espacios entre la isla y el resto de la cocina y muebles, se debe considerar que exista una distancia aproximada de 1,50 metro.
  • Tamaño de la isla: Para que la isla sea funcional deberá tener como mínimo 80 cm de ancho por 1,30 m de largo.
  • Iluminación de la isla: La isla debe contar con luz propia. Pueden ser spots, lámparas colgantes, etc.
  • Zonas de la isla: La isla central puede tener distintas zonas, como la zona de preparación de alimentos, de almacenamiento de vajilla y accesorios, de guardado de electrodomésticos, de cocción y de lavado. Acá existen variadas posibilidades, que las deberán evaluar según sus gustos, cocina y posibilidades económica.

Foto│Clovenhof

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...