Combina bien paredes, techos y suelos con estas ideas

Los colores y los materiales del suelo, son la clave para elegir los tonos de paredes y techo. No hay que ver cada elemento por separado. Mientras más equilibrados estén, más estético será el resultado.

Combina bien paredes, techos y suelos con estas ideas

Una buena estrategia para conseguir armonía en la decoración del hogar, es combinar bien paredes, suelos y techos. No tienen porqué verse como elementos aislados, cuando pueden compenetrarse para dar fuerza al estilo. Materiales como la piedra y la madera, por ejemplo, se “funden” perfectamente con el blanco, y forman una trilogía estupenda para dar a tus estancias esa elegancia que tanto has soñado. Define lo que quieres y haz las mezclas correctas.

Combinaciones que marcan la diferencia

En el diseño de interiores no hay secretos. Una de las recomendaciones que hacen los especialistas es comenzar por la elección del color del suelo. A partir de allí viene todo lo demás. Aunque creas que es complicado dar con la fórmula adecuada, no es así. Estos trucos te podrán ayudar a lograr el efecto deseado.

  • Unificar. La mejor forma de acertar en la elección, es prefiriendo un mismo tono o varios de la misma escala para paredes, ventanas, suelos y puertas. Es la manera más sencilla de hacer que los espacios se vean más amplios, corregir imperfecciones y aportar un toque de placidez a las estancias.
  • Contrastar. No hay mejor alternativa que variar los colores de las paredes y las puertas. Si el objetivo es contrastar, no se puede apelar por matices análogos como blanco y gris, por ejemplo. Por lo general, es en las paredes donde se hay que volcar el color. Eso sí, se debe evitar revestir todos los muros con una tonalidad intensa. Uno o dos de ellos será suficiente para crear un punto focal. Este 2018 se imponen el verde esmeralda y el azul índigo. Son muy buenas opciones si los pisos, el techo y las puertas son claras.

Opciones según el tipo de suelo

Considerar el tipo de suelo es un factor elemental. Si es de madera clara, por ejemplo, lo conveniente es que los rodapiés, las puertas y las paredes sean blancas. Esta propuesta seduce a los amantes de ese hermoso estilo nórdico capaz de regalar los espacios más frescos y placenteros.

Ahora, si el piso es laminado o de otros sintéticos similares, lo adecuado es seleccionar un matiz de la misma gama. Aunque se piense en colocar apliques de piedra o madera en las paredes, no es lo correcto. Realmente estos materiales no se acoplan estéticamente.

El cemento alisado fue un boom en la ambientación de estancias rústicas. Hoy ha cogido protagonismo en viviendas urbanas, y resalta con puertas de madera reciclada, paredes de color arena y techos de teja. Si la superficie es de cerámica, se puede optar por una combinación similar.

Por otro lado, para las superficies en piedra, lo más sugerido son las paredes blancas y las puertas de madera natural. También podría funcionar con el gris forjado.

No hay que tener miedo de innovar, pero siempre buscando el equilibrio. Si sientes dudas de cómo lograr buenas combinaciones, lo mejor es que te asesores. Aunque los estilos decorativos cambien, la idea de crear estancias amplias e iluminadas siempre seguirá vigente. Y en eso influyen mucho los colores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...