DIY fantástico y barato para renovar el suelo del baño

No tienes que incurrir en grandes gastos y esfuerzos para darle un nuevo aire al piso de tus estancias. Estas opciones son fáciles y económicas. Para el sanitario son estupendas.

Pisos modernos para baños. Baratos y fáciles de instalar

Fuente: etsy.com en Pinterest

Renovar el suelo del baño es una acción que, aunque indispensable, suele generar reservas. Muchos piensan en el polvo que se levantará, los costes, las incomodidades para el uso del espacio y otra serie complicaciones que se han vinculado a los trabajos de remodelación. No obstante, hay opciones que resaltan por su simpleza y facilidad de instalación.

Usando los pavimentos de resina epoxi, no tendrás que retirar el piso actual, pues funcionan como un recubrimiento. Son muy simples de colocar y minimizan los gastos.  Al aplicarse como una mezcla parcialmente líquida, dejarán una superficie lisa y nivelada. Además, son sólidos, resistentes, impermeables y antiresbalantes.

El pack de instalación contiene dos recipientes superpuestos, uno con resina y otro con catalizador o endurecedor. Se deben mezclar a consciencia antes de la aplicación. Se obtendrá una película de esmalte maleable que se adaptará a los desniveles del antiguo piso. Lo ideal es colocar un par de manos, con un rodillo de lana.

Al aplicar la primera capa se debe dejar reposar por un día. Posteriormente conviene repetir el proceso y dejar actuar por 48 horas. Será un momento ideal para darte una escapada de fin de semana. A tu regreso, la pintura se habrá adherido. La encontrarás del todo sólida y hermosa. Es un trabajo que puedes realizar tú mismo siguiendo las indicaciones, aunque si prefieres puedes contratar a un profesional. Lo puedes emplear para el baño y otras áreas.

Opciones prácticas y baratas para renovar el piso

A veces la simpleza tiene mucho que ofrecer, en especial cuando tienes un resultado exquisito con apenas esfuerzo. Dale un aire geométrico y glamoroso al suelo con vinilo de gran sujeción. Recorta el vinilo en cuadrados del tamaño de los azulejos. Luego, vuelve a cortar en diagonal, hasta obtener un vinilo triangulado. Limpia bien la superficie para que se adhiera sin problemas. Coloca cada triángulo de vinilo de manera que tape la mitad del azulejo. Repite el proceso hasta que cada baldosa esté tapada. Conseguirás un acabado geométrico, creativo y con mucho estilo.

Suelos vinílicos de clic

Esta opción va ganando terreno por el efecto que brinda, su economía y la simpleza con la que se puede instalar. Comienza retirando los zócalos y cerrando la parte inferior de los marcos de las puertas. Si tus muros son auténticos, con ayuda del martillo y un cincel, podrás sacarlos gradualmente. Si son falsos, tendrás que ser más cauteloso. Considera que el suelo vinílico cuenta con un grosor de apenas cuatro milímetros.

Para continuar con el proceso deberás limpiar el suelo con ayuda de la aspiradora. También tendrás que verificar que la superficie esté nivelada. Si no lo está, deberás arreglarla.

Desde el inicio, planifica cómo harás la instalación. Es decir, qué sentido tendrá el vinilo o qué dibujo hará. Quizás prefieras hacerlo como escalera o en vertical, para maximizar la iluminación de tu baño. Para simplificar la tarea, apela a cuñas plásticas. Así marcarás el límite.

Ensambla hasta finalizar la serie, calcula la distancia y haz el dibujo con lápiz y escuadra. Remarca empleando el cutter, y flexiona el vinilo usando como guía esa línea. En la próxima serie, une dos y luego junta con la serie que habías acabado. Puedes emplear un sellador de poliuretano, para garantizar un efecto profesional y una mayor adherencia.

Si gustas revisar otras ideas para transformar el piso del baño, puedes encontrar más información aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...