¿Dónde poner los regalos de Navidad?

Sorprende con la colocación de los regalos de Navidad, ves más allá de la tradición y prueba a esconderlos por casa. A los niños les encantará.

Buzones Reyes Magos

La Navidad da muchos temas para hablar, tantos que posiblemente algunos los dejemos para el año que viene, pero hoy quiero plantearos una pregunta muy cercana a la tradición navideña y es: ¿dónde colocar los regalos de Papá Noel o de los Reyes Magos? Claro está que aquí no hay recomendaciones, ni trucos, ni consejos que dar porque cada hogar es un mundo y cada uno pone los regalos donde le parece mejor, pero sin duda existen muchas formas diferentes de vivir ese día tan especial que representa el 25 diciembre o el 6 de enero y la forma de colocar estos maravillosos regalos contribuye a que el recuerdo sea más o menos especial.

La tradición marca que los regalos se apilen alrededor del famoso Árbol de Navidad y, de alguna manera, eso explica la importancia que tiene montar el árbol cada año y lo simbólico que es para todos los niños. Es algo que hemos aprendido bien sobre todo en las grandes películas de Hollywood y que suele aplicarse en numerosos hogares de todo el mundo. Pueden colocarse alrededor de todo el árbol si son muchos, o bien ponernos unos encima de otros en la parte frontal. Eso lo sabemos todos muy bien. Pero también es posible innovar y variar esta tradición, haciendo el momento todavía más especial y, sobre todo, más duradero. Porque eso de despertarse, correr hacia el árbol y encontrarse todos los regalos allí, puede tener menos gracia que si los escondemos por toda la casa. Tal y como lo oís, también son muchas las personas que optan por “esconder” los regalos en las distintas dependencias del hogar, de forma que cada uno tenga que ir buscando el suyo y descubriendo qué le han dejado los Reyes detrás de la puerta de la cocina, encima de la mesa de su habitación, al lado del sofá o en la repisa de la ventana.

Esta última forma de colocar los regalos será vivida con mucho entusiasmo por los más pequeños y les alargará la alegría, sin saber cuándo llegará el último regalo. Lo que está claro es que, los pongas donde los pongas, cada uno llevará siempre su etiquetita con el nombre correspondiente a quien pertenece el regalo. Eso nunca falla. Después, tras el papel estará la última Barbie, la Playstation 4, una enorme cocinita o un puñado de magia. Porque la Navidad, al fin y al cabo, es pura magia.

Foto: Sergis Blog

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...