El parque interior de Nueva York, para los días de invierno

La ciudad neoyorquina fue pionera en la creación de un parque natural en un espacio interior para permitir a los más peques disfrutar del entorno durante el invierno. La idea podría servir de ejemplo para extenderla a otros países.

Park Here – Openhouse Gallery from Fancy Cat Productions on Vimeo.

Cada vez hace más frío porque dejamos atrás el otoño y nos internamos de pleno en la estación del invierno, y las tardes son más difíciles de llevar. Los niños echan de menos el parque, pero es imposible tenerlos encerrados todos los días en casa y al final aprovechas un día que no llueve para que se paseen y se diviertan en los columpios… pero luego resulta que se constipan y te arruinan toda la semana. Y si resulta que vivimos en una región muy húmeda o con constantes precipitaciones a lo largo de invierno, será imposible pisar el parque ¿o no? Nueva York fue la pionera en construir un parque interior para que los más peques pudieran seguir disfrutando de la diversión sin atender a la climatología.

La idea fue recrear un espacio totalmente natural pero en un lugar interior, de forma que lloviera o hiciera frío pudiéramos seguir disfrutando del entorno. Se trata de un parque interior, un parque que provisionalmente se inauguró en las tierras americanas pero que dado su éxito podría extenderse a otros países. Al menos nadie pone en duda la utilidad de esta iniciativa en la que se transformó una galería cualquiera de la ciudad neoyorquina en este parque infantil en el que los niños no pudieron echar de menos nada. Tal y como podemos observar en el vídeo, el parque contaba con césped, flores, árboles, fuentes, bancos, papeleras y toda una serie de elementos característicos de un auténtico parque natural.

La única diferencia, irremediablemente, es que el parque tenía paredes y techo, dado que eso es lo que permitía protegerles del clima del invierno. Esta propuesta tuvo una gran acogida y estuvo en funcionamiento durante varios días. Un parque dedicado al descanso, al relax y a la diversión. Si atendemos al vídeo podremos hacernos una idea todavía más aproximada de cómo se creó este maravilloso parque interior y, asimismo, podremos apreciar todo el realismo latente en cada rincón. Después de verlo, entenderemos que como estar en la auténtica naturaleza al aire libre no hay nada, pero dado que el tiempo no siempre sopla a nuestro favor, un parque bien hecho como este o incluso más grande y completo puede ser una buenísima alternativa para estos días tan fríos y lluviosos como los que nos esperan. ¿Qué opináis? ¿Llevaríais a vuestros hijos a pasear a un parque interior de este tipo?

Vídeo: Vimeo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...