Lavabo, ducha e inodoro… ¡todo en uno!

Ahorra espacio y ahorra agua con el nuevo baño 2.0 de la firma Roca: una estructura moderna que integra lavabo, inodoro y ducha. ¡Comprúebalo tú mismo!

Lavabo, ducha e inodoro en uno

Siempre vamos recogiendo trastos buscando el orden absoluto, quejándonos de que hay poco espacio en el cuarto de baño como para ir colocando encima cientos de accesorios de belleza y aseo personal. Hasta hoy, los baños, por minimalistas que fueran y lo lujosas que fuesen sus instalaciones, necesitaban contar con suficiente espacio para albergar un lavabo, una ducha y un inodoro, como mínimo, para poder sobrevivir. Y esos tres elementos no es que sean para nada discretos, incluso las formas más modernistas y menos voluminosas acaban restando sitio a nuestro baño, sencillamente porque allí donde coloquemos la ducha, ya no podremos colocar la pila, y donde situemos el lavabo será imposible instalar el retrete. Cada uno debía de tener su propio hueco… hasta hoy.

Vuelve Roca. La firma que siempre va buscando revolucionar el sector. Y vuelve con su baño 2.0 para implantar una idea futurista en todos los hogares. Hay que ahorrar espacio y hay que ahorrar agua, especialmente ahora que estamos tan concienciados de la escasez de este recurso natural, así que nuestros cuartos de baño deben cambiar por el bien común. El lavabo debe de dejar de ser lavabo. La ducha ya no será propiamente ducha. Y el inodoro no será únicamente un retrete. Estos tres elementos se fusionan de forma extraordinaria en este enorme aparato o complejo arquitectónico que se muestra en la fotografía, y que cumple perfectamente la función de los tres.

El cómo es fácil de explicar. Observaréis en la parte inferior, una gran pieza blanca dividida en tres partes: dos anchas y abajo del todo una más estrecha. Pues bien, cada una de estas franjas cumple una función. Cada una de ellas puede desplazarse fácilmente hacia un lateral, dejando al descubierto la siguiente. Así, si están todas apiladas horizontalmente actuarán a modo de lavabo. Si desplazamos la primera capa a un lado, tendremos el retrete. Y si retiramos dos franjas, accederemos al plato de ducha. Cabe decir que las tres piezas son independientes y, por supuesto, no comparten desagüe directo. Pero el hecho de estar estos tres elementos juntos en una misma estructura, pese a su tamaño, nos ahorra una gran cantidad de espacio a nivel de superficie y también un importante ahorro de agua.

Es cierto que el Baño 2.0 tiene menos comodidades que un baño tradicional, pero pensemos que igual que levantamos la tapa del inodoro, en esta ocasión toca girar una pieza hacia un lado, y que igual que abrimos y cerramos la puerta corredera de la ducha, aquí movemos dos piezas hacia un lateral. El cambio no es tan drástico y compensa bastante. Es cierto que, aunque se muestra futurista y moderno, el Baño 2.0 queda lejos de las líneas más minimalistas, pero indudablemente es uno de los baños más originales del año.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...