¿Los centros sanitarios deberían apostar por el diseño?

El estado de ánimo del paciente puede contribuir a mejor o a peor para el desarrollo de su enfermedad. Un hospital en Inglaterra apostó por el diseño con este fin, ¿estás de acuerdo?

Diseño centro sanitario

Ahora con toda la crisis económica y la gran polémica que existe a las espaldas de la sanidad pública, quizá lo que vaya a salir de aquí no sea a gusto de consumidor, pero no nos anticipemos. ¿Verdad que los hospitales y ambulatorios son posiblemente uno de los espacios más feos que frecuentamos? Asientos inhóspitos, paredes sin vida, escasez de mobiliario, y todo de color blanco: las paredes blancas, las puertas blancas, el mostrador blanco y la bata del sanitario que nos atiende también blanca. La decoración, indudablemente no es algo que esté en el punto de mira de todos estos espacios de salud, y es lógico que se centren exclusivamente en la atención al paciente, la eficiencia de sus instalaciones y la tecnología. ¿Pero acaso un ambiente agradable donde aguardar tu media hora de espera no es un aspecto merecedor de dedicarle una dosis de importancia?

Quizá actualmente este tipo de iniciativas que observamos en la fotografía no sean del todo apropiadas cuando hay centros sanitarios que carecen de medicamentos y personal, e indudablemente siempre va a ser mucho más relevante una inversión en factor humano y material que no puramente decorativo. Pero ha habido épocas mejores en la economía y tampoco es algo que se haya tenido en cuenta. La decoración y el cuidado de los espacios de estos lugares públicos no se ha tenido nunca en consideración, y cuando por primera vez vemos este centro para enfermos jóvenes de cáncer en un hospital de Inglaterra, uno empieza no solamente a apreciar la diferencia sino a valorar la importancia de todo esto. Vivir entre cuatro muros blancos no debe de ser nada esperanzador ni alentador.

El estudio Twocreate diseñó todo este espacio que veis, colocando asientos llamativos de colores, algunos más básicos, otros más cómodos; le dotó de una buena iluminación y, con un simple vinilo cambió radicalmente la apariencia de la sala, ofreciendo vida a toda la pared frontal. Personalmente, no sé qué presupuesto necesitaron para llevar a cabo todo esto, pero solo con el vinilo la habitación ya cambia totalmente de aires, y estoy seguro que no debe de ser una inversión tan grande, para los años en que va ser aprovechada después. Un último detalle que añadir: la decoración en cuestión fue hecha a partir de los gustos, opiniones e ideas de los pacientes. Para un enfermo, el estado de su ánimo tiene crucial importancia en el proceso de su curación y la forma de sobrellevar la enfermedad. Pienso que es una gran iniciativa, siempre que el diseño no exceda de lo racional. ¿Y vosotros qué decís? ¡Vuestras opiniones pueden valer para un mundo mejor!

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...