Los secretos para ordenar los zapatos sin morir en el intento

Los zapatos pueden ser importantes, pero al tener tantos es difícil encontrarlos. Por ello, debes ordenarlos de forma que se puedan encontrar, aunque teniendo cuidado con los materiales delicados

ordenar zapatos

Los zapatos son una prenda de vestir muy importante. El problema es que muchas personas acumulan demasiados, algo que hace que sea difícil ordenarlos correctamente y saber dónde está cada cosa. 

Esto puede ser un dolor de cabeza, pero realmente no es tan difícil ordenar zapatos si sabes cómo hacerlo. Vamos a explicar todos los pasos que debes dar para poder encontrarlos y evitar que se dañen. 

Trucos para ordenar zapatos

Lo primero es distinguir los diferentes tipos de zapatos que hay. No es lo mismo un zapato sintético que uno de tacón, de piel o de charol, ya que estos últimos son fáciles de dañar. Los zapatos que sean más susceptibles al daño se deben guardar en lugares donde no haya inclemencias del tiempo, preferiblemente un armario. 

En cuanto a los zapatos de diario, de un material más duro, se pueden guardar en lugares donde estén más a la vista. Por ejemplo, puedes dejar el armario para los más delicados y dejar los de diario en un mueble a la entrada o encima de algún estante visible. 

En cualquier caso, deben seguir un orden para saber cuál es cada uno. Por ejemplo, puedes ordenarlos por el tipo, colocando en un estante las zapatillas de deporte y en otro las botas de montaña. El caso es poder encontrarlos fácilmente, sin tener que revolver toda la casa cada vez que necesites calzado. . 

En el caso de que no tengas estantes, puedes fabricarlos de forma casera, sin gastar mucho dinero. Algunas personas usan cajas viejas de fruta convenientemente lijadas y colocadas en la pared. Otras personas van más allá y las decoran para que parezca que son vintage, además de pintar del color deseado. Así mismo,se pueden colgar tubos de PVC en la pared y que sirvan como estanterías. 

Un clásico que nunca pasa de moda son las cajas de zapatos, las cuales pueden apilarse y mantener ahí todo el calzado que usas poco. Eso sí, el problema es que las cajas de serie suelen ser opacas, algo que hace que no sepamos qué calzado estamos usando. Por ello, cambia estas cajas por unas transparentes, las cuales te permitan ver de un solo vistazo el zapato que hay dentro. 

En cualquier caso, trata de limpiar el calzado antes de guardarlo. Eso no solamente evitará los daños, sino que te hará el trabajo de ordenar más agradable. A nadie le gusta manipular botas llenas de barro. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...