Puertas de colores, algo más que entrar y salir

Las puertas de interior pueden ser un perfecto motivo de decoración para renovar la estética de las habitaciones

Puertas pintadas

Las obviamos y sin embargo están ahí presentes en nuestras vidas, en todos los hogares, en todos los lugares, facilitándonos el acceso de entrada y salida a cada dependencia. Solo las vemos como objetos que se abren, se cierran y separan espacios. Y muchas veces por eso no explotamos las posibilidades estéticas que nos ofrecen las puertas, con resultados realmente asombrosos. Estoy hablando de pintar las puertas. Cuando hablamos de restaurar una habitación o reformarla, siempre pensamos en cambiar el mobiliario, en mejorar el suelo, en pintar las paredes y el techo, en hacerla más grande… pero las puertas… las puertas se quedan siempre como están. Como mucho las cambiamos por otras más modernas y nuevas, pero no arriesgamos. Hoy voy a enseñaros la magia que puede aportar una puerta pintada en el hogar. 

Las puertas pueden ser un elemento decorativo más del resto de la habitación, pueden armonizar con el conjunto de objetos que decoran el cuarto, contrastar con las paredes incluso darle un toque explosivo a la estética de la habitación. Lógicamente estoy hablando de puertas más bien desgastadas. Podemos pintar cualquier puerta, pero no creo que a muchos les apetezca arriesgarse a pintar una bonita puerta de madera maciza si la acaba de comprar, por eso este post va orientado sobre todo a aquellas puertas que ya tienen sus años, que están desgastadas y que, antes de proceder a comprar unas nuevas, podemos arriesgarnos y conseguir resultados sorprendentes.

Solo tenemos que coger un par de botes de pintura especial para madera, de nuestros colores favoritos o de aquellos que casen con el resto de la decoración, y ponernos manos a la obra. Por ejemplo, una de las cosas que más se desgastan en una puerta es el pomo, por el uso que se hace del mismo. Tal vez pintando únicamente esa pieza, ya podemos darle un aspecto tatalmente nuevo a la puerta e innovador, casi de película. Si no queremos contrastes tan grandes, podemos seguir pintando toda la puerta, decorarlas de diferentes maneras siguiendo modelos que podamos encontrar en Internet o innovando ideas que os gustarían. Normalmente las puertas suelen ir acompañadas de molduras que crean marcos y formas dentro de la misma, podemos aprovechar esos espacios para combinar colores distintos.

Si estamos pensando repintar una habitación, no dudemos en tener en cuenta la puerta como elemento artístico integrado en la decoración. Puede que nos ayude mucho a la hora de combinar colores, puede que sea el elemento idóneo para ofrecerle la alegría o la creatividad que estábamos buscando. No lo dudes. A partir de ahora ten en cuenta que las puertas más allá de abrir y cerrar, de entrar y salir… pueden ofrecernos estética.

Foto 1: Wikipedia

Foto 2: Ardyiii

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...